INFORME: Cosecha Sangrienta

Tabla de Contenidos

A. INTRODUCCIÓN

B. EL ALEGATO

C. MÉTODOS DE TRABAJO

D. DIFICULTADES DE COMPROBACIÓN

E. MÉTODOS DE COMPROBACIÓN

F. ELEMENTOS DE COMPROBACIÓN Y REFUTACIÓN

a) Consideraciones Generales

1) Violaciones a los derechos humanos.

2) Financiamiento de la salud

3) Financiamiento del ejército.

4) Corrupción.

b) Consideraciones específicas a la extirpación de órganos.

5) Desarrollo tecnológico

6) Trato de los prisioneros sentenciados a muerte

7) Donaciones de órganos

8) Tiempos de espera

9) Información incriminante en sitios de Internet

10) Entrevistas a receptores de donantes

11) El dinero por hacer

12) Ética de trasplante china

13) Ética de trasplante extranjera

14) Leyes de trasplante chinas.

15) Leyes de trasplante en el extranjero.

16) Consejos para viajar

17) Fármacos

18) Fondos estatales extranjeros para el cuidado

C) Consideraciones específicas sobre Falun Gong

19) Una amenaza percibida

20) Una política de persecución

21) Incitación al odio

22) Persecución física

23) Arrestos masivos

24) Muertes

25) No identificados

26) Análisis de sangre y examen de órganos

27) Fuentes de trasplantes pasados

28) Fuentes de trasplantes futuros

29) Cadáveres con órganos faltantes

30) Confirmaciones

31) Una confesión

32) Estudios que corroboran

33) El gobierno de China responde

G. Investigación adicional

H. Conclusiones

I. Recomendaciones

J. Comentario

K. Apéndices (en un documento separado)

1. Carta de invitación del CIPFG

2. Biografía de David Matas

3. Biografía de David Kilgour

4. Carta a la Embajada China

5. La experiencia del receptor

6. Ética de contacto con China sobre trasplantes

7. Declaraciones del Gobierno de China

8. Informe de la Policía de Edmonton sobre la promoción del odio intencionada de los funcionarios del Consulado chino contra Falun Gong.

9. Persecución física a Falun Gong

10. Nombres de los muertos

11. Declaraciones de testigos sobre los no identificados

12. Nombres de los desaparecidos

13. Exámenes de sangre a prisioneros de Falun Gong

14. Transcripciones de investigaciones telefónicas

15. Estadísticas de trasplantes de Canadá, Japón y los EEUU en 10 años

16. Sujiatun

17. Respuesta de Matas-Kilgour a las declaraciones del Gobierno chino

18. Una confesión

19. Registros de Amnistía Internacional del número de prisioneros ejecutados en China cada año

20. Cadáveres con órganos faltantes

A. Introducción

La Coalición para Investigar la Persecución a Falun Gong en China (CIPFG), nos ha pedido que investiguemos las acusaciones de sustracción de órganos de practicantes de Falun Gong en China. La coalición es una organización no gubernamental registrada en Washington, D.C., EEUU, con una filial en Ottawa, Canadá. La petición llegó formalmente mediante una carta fechada el 24 de mayo de 2006, la cual está adjunta como un apéndice a este informe.

La petición era para investigar las acusaciones que declaran que instituciones y empleados del gobierno de República Popular China han estado extirpando órganos de practicantes vivos de Falun Gong, matando a los practicantes en el proceso. En vista de la seriedad de las acusaciones así como nuestro propio compromiso de respetar los derechos humanos, aceptamos la petición.

David Matas es un abogado en inmigración, refugiados y derechos humanos internacionales con práctica privada en Winnipeg. Está activamente involucrado en la promoción del respeto por los derechos humanos como autor, orador y participante de varias organizaciones no gubernamentales.

David Kilgour es un ex miembro del Parlamento y ex Secretario de Estado del Gobierno de Canadá para la región Asia Pacífico. Antes de convertirse en un parlamentario, fue fiscal del Estado. Las biografías de ambos autores están adjuntadas como apéndices en este informe.

B. Los alegatos

Se alega que los practicantes de Falun Gong son víctimas de la extirpación de órganos vivos en China. El alegato es que la extirpación de los órganos se inflige a practicantes de Falun Gong involuntarios en una gran variedad de lugares -conforme a una política sistemática- y en grandes cantidades.

La extirpación de órganos es un paso en los trasplantes de órganos. El propósito de la extirpación de órganos es proveer de órganos para trasplantes. Los trasplantes no necesariamente tienen que tener lugar en el mismo sitio que la extirpación de órganos. Las dos locaciones a menudo son diferentes, los órganos se extirpan en un lugar y son enviados a otro lugar para el trasplante.

Los alegatos también dicen que los órganos son extirpados de los practicantes mientras aún están vivos. Los practicantes son asesinados durante la operación de extirpación de los órganos o inmediatamente después. Estas operaciones son una forma de asesinato.

Finalmente se nos dice que los practicantes asesinados de esta manera son luego cremados. No se deja cadáver para examinar e identificarlo como la fuente de un trasplante de órgano.

C. Métodos de trabajo

Cuando comenzamos nuestro trabajo, no teníamos ninguna perspectiva sobre si los alegatos eran verdaderos o falsos. Los alegatos eran tan espantosos que son casi imposibles creer. Hubiéramos preferido haber concluido que los alegatos eran falsos, y no verdaderos. De ser verdaderos, los alegatos representan una forma repugnante de maldad que, a pesar de todas las depravaciones que ha visto la humanidad, es nueva para este planeta. El mismo horror nos hizo tambalear en la incredulidad. Pero esa incredulidad no significa que los alegatos son falsos. Estábamos bien conscientes de la declaración de Felix Frankfurter de la Corte Suprema de Justicia estadounidense en 1943 en reacción a lo que un diplomático polaco, Jan Karski, le dijo sobre el Holocausto.

Frankfurter dijo:

“No dije que este joven estaba mintiendo. Dije que yo era incapaz de creer lo que me dijo. Hay una diferencia.”

Después del Holocausto, es imposible descartar cualquier forma de depravación. Sólo considerando los hechos puede determinarse si se ha perpetrado una presunta maldad.

Después de publicada en Ottawa la primera versión de nuestro informe, el 7 de julio de 2006, viajamos extensamente, haciendo público el informe y promoviendo sus recomendaciones. En el curso de nuestros viajes, y a consecuencia de la promoción que tuvo la primera versión, adquirimos información sustancial adicional. Esta segunda versión incorpora esta nueva información.

Nada de lo que descubrimos posteriormente hizo tambalear nuestra convicción en nuestras conclusiones originales. Pero mucho de lo que más tarde descubrimos las reforzaron. Esta versión presenta, creemos, un caso aún más apremiante para nuestras conclusiones que la primera versión.

D. Dificultades de comprobación

Los alegatos, por su misma naturaleza, son difíciles tanto de probar como de refutar. La mejor evidencia para probar cualquier alegato son las evidencias de los testigos presenciales. Pero en cuanto a este presunto crimen, es poco probable que haya algún testigo presencial.

Las personas presentes en la escena de la extirpación de órganos de los practicantes de Falun Gong, si es que ocurre, son perpetradores o víctimas. No hay espectadores. Debido a que, según los alegatos, las víctimas son asesinadas y cremadas, no hay cuerpo que se pueda encontrar, no hay autopsia que se pueda hacer. No hay víctimas sobrevivientes para contar lo que les pasó. No es probable que los perpetradores confiesen lo que sería –si ocurrieran- crímenes contra la humanidad. No obstante, aunque no conseguimos confesiones completas, recolectamos un sorprendente número de confirmaciones mediante llamadas telefónicas investigadoras.

La escena del crimen, si el crimen ha ocurrido, no deja rastros. Una vez que se completa una extirpación de órganos, la sala de operaciones donde toma lugar luce como cualquier otra sala de operaciones vacía.

La restricción sobre los informes de derechos humanos en China hace difícil la evaluación de los alegatos. Lamentablemente, China reprime a los periodistas y defensores de derechos humanos. No hay libertad de expresión. Quienes informan sobre violaciones de derechos humanos desde dentro de China a menudo son encarcelados y a veces acusados de revelar secretos de Estado. En este contexto, el silencio de las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos sobre la extirpación de órganos de practicantes de Falun Gong involuntarios no nos dice nada.

Al Comité Internacional de la Cruz Roja no se le permite visitar prisioneros en China. Tampoco a ninguna otra organización preocupada por los derechos humanos de los prisioneros. Eso también corta otra potencial fuente de evidencias.

China no tiene acceso a legislación de información. Es imposible conseguir del Gobierno de China información básica sobre trasplantes de órganos – cuántos trasplantes hay, cuál es la fuente de los órganos, cuánto se paga por los trasplantes o dónde se gasta ese dinero.

Nosotros sí buscamos ir a China por este informe. Nuestros esfuerzos no llegaron a ningún lado. Pedimos por escrito una reunión con la Embajada para discutir los términos del ingreso. Nuestra petición de una reunión fue aceptada. Pero a la persona que se reunió con David Kilgour sólo le interesaba negar los alegatos y no arreglar nuestra visita.

E. Métodos de comprobación

Tuvimos que observar un número de factores para determinar si en conjunto presentan un cuadro que determine si los alegatos son verdaderos o falsos. Ninguno de esos elementos por sí mismo confirma o refuta los alegatos. Juntos, pintan un cuadro.

Muchas de las evidencias que consideramos, en sí mismas, no constituyen una prueba irrefutable de los alegatos. Pero si no existieran podría ser una refutación. La combinación de estos factores, particularmente cuando hay tantos, tiene el efecto de volver creíbles los alegatos, aun cuando cualquiera de ellos aisladamente no podría hacerlo. Cuando cada posible elemento de refutación que pudimos identificar falla en refutar los alegatos, la probabilidad de que los mismos sean verdaderos se vuelve sustancial.

La prueba puede ser inductiva o deductiva. La investigación criminal normalmente trabaja deductivamente, uniendo piezas individuales de evidencia en un conjunto coherente. Las limitaciones que enfrentó nuestra investigación infligieron severas restricciones a este método deductivo. Sin embargo, algunos elementos de los cuales pudimos deducir lo que estaba sucediendo estuvieron disponibles, en particular, las llamadas telefónicas del investigador.

También usamos razonamiento inductivo, trabajando tanto hacia atrás como hacia adelante. Si los alegatos no fueran ciertos, ¿cómo podríamos saber que no eran verdaderos? Si los alegatos fueran ciertos, ¿qué hechos serían consistentes con esos alegatos? ¿Qué podría explicar la realidad de los alegatos, si estos fueran reales? Las respuestas a esta clase de preguntas fueron las que nos ayudaron a formar nuestras conclusiones.

También consideramos la prevención. ¿Cuáles son los resguardos que impedirían que ocurriera esta clase de actividad? Si las precauciones están en su lugar, podríamos concluir que es menos probable que la actividad esté ocurriendo. Si ellas no están en su lugar, entonces la posibilidad de que la actividad esté ocurriendo se incrementa.

F. Elementos de comprobación y refutación

a) Consideraciones Generales

1) Violaciones de los Derechos Humanos

China viola los derechos humanos en una variedad de formas. Estas violaciones son crónicas y serias. Además de Falun Gong, otros objetivos principales de violaciones de los derechos humanos son los Tibetanos, Cristianos, Uigures, activistas por la democracia y defensores de derechos humanos. Mecanismos del Estado de Derecho para prevenir las violaciones de los derechos humanos, tales como un poder judicial independiente, el acceso a la defensa durante la detención, el habeas corpus, o el derecho a un juicio público, están ausentes en China. China, según su Constitución, es gobernada por el Partido Comunista. No es gobernada por la ley.

La China comunista ha tenido una historia de crueldad masiva y difícil de creer hacia sus propios ciudadanos. El régimen comunista asesinó a más inocentes que la Alemania Nazi y que la Rusia Estalinista juntas (1). Las niñas son asesinadas, abandonadas y descuidadas en masa. La tortura es algo común. La pena de muerte es tanto extensa como arbitraria. China ejecuta a más personas que todos los otros países juntos. La creencia religiosa es suprimida (2).

Este patrón general de violaciones de derechos humanos, como tantos otros factores, no prueba en sí mismo el alegato. Pero remueve un elemento de refutación. Es imposible decir que estos alegatos están desfasados de un patrón de respeto por los derechos humanos en China. Aunque los alegatos, por sí mismos, son sorprendentes, no sorprenden tanto con un país con el registro de derechos humanos que tiene China como lo harían con tantos otros países.

Cuando hay tantas violaciones de derechos humanos en China, es injusto señalar a sólo una víctima. Sin embargo, llamamos la atención hacia las represalias al abogado de derechos humanos Gao Zhisheng como un ejemplo o un caso de estudio. Fue Gao quien nos escribió el verano pasado, invitándonos a ir a China para investigar el robo de órganos vitales de prisioneros de conciencia de Falun Gong. La embajada china en Ottawa no emitió ninguna visa para hacer tal cosa; y a él lo detuvieron poco después.

Gao escribió tres cartas abiertas al presidente Hu y otros líderes, protestando por una variedad de abusos contra Falun Gong, incluidos casos específicos de tortura y asesinato. Gao también condenó y escribió acerca de la extracción y la venta de órganos de practicantes de Falun Gong. Así como expresó también su voluntad de afiliarse a la Coalición para Investigar la Extracción de Órganos de Personas Aún Vivas (3).

Lo condenaron por incitar la subversión y el 2 de diciembre de 2006 lo sentenciaron a tres años de prisión. Su prisión preventiva, sin embargo, fue suspendida por cinco años y la corte de Beijing le quitó sus derechos políticos durante un año. Esta represión a alguien cuya única preocupación es el respeto por los derechos humanos en general y la persecución a los practicantes de Falun Gong en particular, en sí misma refuerza sus preocupaciones y la nuestra.

(3) “El PCCh debería ser condenado por criminalizar a Gao Zhisheng por escribir para La Gran Época” La Gran Época, 24 de diciembre 2006

El Comité Olímpico Internacional, en 2001, otorgó a Beijing las Olimpíadas 2008.

Liu Jingmin, el Vicepresidente de la Postulación Olímpica de Beijing, dijo en abril de 2001: “Permitiéndole a Beijing ser anfitrión de los Juegos, ustedes ayudarán al desarrollo de los derechos humanos”.

Sin embargo, el resultado fue justamente lo opuesto. Amnistía Internacional, en una declaración publicada el 21 de septiembre de 2006 dijo:

“En su última evaluación del desempeño del gobierno chino en cuatro áreas de referencia de los derechos humanos antes de las Olimpíadas, Amnistía Internacional encontró que su registro total sigue siendo pobre. Hubo algún progreso en la reforma del sistema de pena de muerte, pero en otras áreas cruciales, el registro de derechos humanos del gobierno se ha deteriorado. ”

La comunidad internacional, al continuar con las Olimpíadas en Beijing a pesar del deterioro de los derechos humanos en áreas cruciales en China, envía a China un mensaje de impunidad. La impresión que China debe tener es que no importa cuánto viole los derechos humanos, a la comunidad internacional eso no parece importarle.

2) Financiación de la salud

Cuando China se movió de una economía socialista a una economía de mercado, el sistema de salud fue parte del cambio. A partir de 1980, China comenzó a retirar del sector de salud los fondos del gobierno, esperando que el sistema compensara la diferencia con lo que pagaban los consumidores de los servicios de salud. Desde 1980, los gastos de gobierno en asistencia médica disminuyeron del 36% al 17%, mientras los gastos de bolsillo de los pacientes se dispararon del 20% al 59%(4). Un estudio del Banco Mundial informa que las reducciones de la cobertura en la salud pública empeoraron por el incremento en los costos del sector privado. (5)

Según el médico cardiovascular Hu Weimin, la financiación estatal para el hospital donde él trabaja no es suficiente ni para cubrir durante un mes los sueldos del personal. Él declaró:

(4) “El alto precio de la enfermedad en China”, Louisa Lim, BBC Noticias, Beijing,

2006/03/02 (5) “Salud Pública en China: Organización, Financiación y Entrega de Servicios”.

inventar formas de hacer dinero para generar ingresos suficientes”.(6)

La venta de órganos se convirtió en una fuente de financiación para los hospitales, una forma de mantener sus puertas abiertas, y un medio por el cual podría proporcionarse otro servicio de salud a la comunidad.

Uno podría ver cómo esta horrenda necesidad por fondos podría conducir primero, a un razonamiento de que la extirpación de órganos de presos que de cualquier forma serían ejecutados era aceptable, y segundo, a un deseo de no cuestionar demasiado si los donantes acarreados por las autoridades eran realmente prisioneros condenados a muerte.

3) Financiamiento del ejército

El ejército, al igual que el sistema de salud, pasó de la financiación pública a la financiación privada. El ejército en China es un negocio corporativo. Este negocio no es corrupción, una desviación de la política estatal. Es manejado por el Estado, un medio aprobado para recaudar dinero para actividades militares. En 1985, el entonces presidente Deng Xiaoping emitió una directiva que permite a las unidades del Ejército de Liberación Popular ganar dinero para compensar el déficit en sus cada vez más bajos presupuestos.

Muchos de los centros de trasplante y hospitales generales en China son instituciones militares, financiadas por receptores del trasplantes de órganos. Los hospitales militares operan independientemente del Ministerio de Salud. La financiación que obtienen de los trasplantes de órganos hacen más que pagar los gastos de estas instalaciones. El dinero se usa para financiar todo el presupuesto militar.

27 de julio de 2005, Jeffrey P. Koplan (6) “Implementación del Convenio Internacional en Derechos Económicos, Sociales y Culturales en la República Popular China”, 14 de abril de 2005, párrafo 69, página 24.

Está, por ejemplo, el Centro de Trasplante de Órganos del Hospital General de la Policía Armada en Beijing. Este hospital descaradamente declara:

“Nuestro Centro de Trasplante de Órganos es nuestro departamento principal para hacer dinero. Sus ingresos brutos en 2003 fueron 16.070.000 yuan. De enero a junio de 2004 los ingresos fueron de 13.570.000 yuan. Este año (2004) hay una posibilidad para superar los 30.000.000 de yuan.” (7)

La participación militar en la sustracción de órganos se extiende a los hospitales civiles. Los receptores a menudo nos dicen que, aun cuando reciben trasplantes en hospitales civiles, quienes conducen la operación son personal militar.

Aquí hay un ejemplo. Cuando estábamos en Asia promoviendo nuestro informe, conocimos a un hombre que en 2003 voló a Shanghai para obtener un nuevo riñón por 20.000 RMB, precio negociado antes de su viaje. Lo recibió el Hospital del Pueblo No 1 -una instalación civil- y durante las dos semanas siguientes llevaron cuatro riñones para examinar la compatibilidad con su sangre y otros factores. Ninguno se fue compatible debido a sus anticuerpos; se los llevaron a todos.

Él posteriormente regresó a su país de origen, volviendo al hospital aproximadamente dos meses más tarde. Se examinaron de manera similar otros cuatro riñones; cuando el octavo demostró compatibilidad, se completó con éxito la operación de trasplante. Pasó los ocho días de postoperatorio en el Hospital del Ejército de Liberación Popular No 85. Su cirujano fue el Dr. Tan Jianming de la región militar de Nanjing, que a veces vestía su uniforme del ejército en el hospital civil.

(7) . Esta página estaba disponible a principios de julio de 2006 y más tarde fue removida. La página archivada está en http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fwww.309yizhi.com%2…

Tan llevó hojas de papel con listas de potenciales “donantes”, en base a varias características de tejidos y sangre, de las cuales él seleccionaba los nombres. En diferentes momentos se vio al doctor irse del hospital con uniforme y volver 2-3 horas más tarde con contenedores que llevaban riñones. El Dr. Tan dijo al receptor que el octavo riñón provenía de un preso ejecutado.

Los militares tienen acceso a prisiones y prisioneros. Sus operaciones son aún más sigilosas que las del gobierno civil. Ello hacen oídos sordos al Estado de derecho.

4) Corrupción

La corrupción es un problema mayor en toda China. Las instituciones estatales a veces se manejan en beneficio de quienes están a cargo en vez de en beneficio del pueblo.

De vez en cuando, China realiza un “Duro Golpe” contra la corrupción.

Pero, en ausencia del Estado de Derecho y la democracia, donde rige el secreto y no se rinde cuenta de la utilización de los fondos públicos, estas campañas anticorrupción parecen ser más luchas de poder que verdaderas acciones anticorrupción. Son intentos de aplacar la preocupación pública por la corrupción, campañas de relaciones públicas politizadas. La venta de órganos es un problema de manejo de dinero. Pero es diferente de decir que es un problema de corrupción. La venta de órganos de donantes no voluntarios combina el odio con la avaricia. Una política estatal de persecución se lleva a cabo de un modo económicamente provechoso.

El ex presidente chino Deng Xiaoping dijo: “Enriquecerse es glorioso”. Él no dijo que algunos modos de enriquecerse son vergonzosos.

Hospitales que buscan ganancias se aprovechan de una población de prisión cautiva e indefensa en sus regiones. Estas personas están en prisión sin derechos, a disposición de las autoridades. La incitación al odio contra los prisioneros y su deshumanización significa que ellos pueden ser carneados y asesinados sin escrúpulos por aquellos que compran esta propaganda de odio oficial.

b) Consideraciones específicas de la extirpación de órganos

5) Desarrollo tecnológico

Albert Einstein escribió:

“El descubrimiento de la energía atómica ha cambiado todo, excepto nuestra forma de pensar… la solución a este problema yace en el corazón de la humanidad. De haberlo sabido, hubiera sido relojero.”

Los desarrollos tecnológicos no cambian la naturaleza humana. Pero cambian la capacidad de infligir daño.

El desarrollo de la cirugía de trasplante ha hecho mucho para mejorar la habilidad de la humanidad al tratar con órganos que no funcionan bien. Pero estos desarrollos en la cirugía de trasplante no cambiaron nuestro modo de pensar.

Hay una tendencia a pensar en cualquier nuevo desarrollo médico como un beneficio para la humanidad. Esta es seguramente la intención de quienes lo desarrollan. Pero la investigación médica, sin importar cuánto haya avanzado, va mano a mano con la misma vieja capacidad para hacer el bien y el mal.

Técnicas más avanzadas en la cirugía de trasplante no significan un sistema político chino más avanzado. El sistema comunista chino permanece. Los desarrollos en la cirugía de trasplante en China cayeron presas de la crueldad, la corrupción y la represión que prevalece en China. Los avances en la cirugía de trasplante proporcionan nuevos medios para viejos grupos de dirigentes para poner en acción su venalidad e ideología. No estamos sugiriendo que quienes desarrollaron la cirugía de trasplante deberían haberse hecho relojeros. Sugerimos que no deberíamos ser tan ingenuos como para pensar que sólo porque la cirugía de trasplante fue desarrollada para hacer algo bueno, ésta no pueda hacer daño.

Por el contrario, el alegato contra el desarrollo de la cirugía de trasplante en China -que ésta se usa para sustraer órganos de practicantes de Falun Gong sin su consentimiento- sería sólo la realización, en un nuevo contexto, de la lección que enseñó Albert Einstein. Hemos visto antes que las tecnologías modernas desarrolladas para el beneficio de la humanidad han sido pervertidas para infligir daño. No deberíamos sorprendernos si esto también ha ocurrido con la cirugía de trasplante.

6) El trato a los presos condenados a muerte

El Viceministro de Salud Huang Jiefu, durante una conferencia de cirujanos en la ciudad de Guangzhou, al Sur de China, a mediados de noviembre de 2006, reconoció que los presos condenados a muerte ejecutados son una fuente para los trasplantes de órganos. Él dijo: “Aparte de una pequeña porción de víctimas de accidentes de tráfico, la mayor parte de los órganos de donante cadavérico son de presos ejecutados.” Asia News publicó:

” ‘Los negocios bajo la mesa deben prohibirse’, dijo el Sr. Huang Jiefu, consciente de que muy a menudo los órganos provienen de personas que no dan su consentimiento, y son vendidos a precios muy altos a extranjeros.”

China tiene la pena de muerte para un gran número de delitos, incluyendo los estrictamente políticos y económicos, en los cuales no se sugiere que el acusado haya cometido un acto violento. Hay una distancia muy grande entre no ejecutar a nadie y matar a practicantes de Falun Gong por sus órganos sin su consentimiento. Pero entre ejecutar a presos condenados a muerte por crímenes políticos o económicos y sustraer sus órganos sin su consentimiento, y matar practicantes de Falun Gong por sus órganos sin su consentimiento, hay una distancia mucho más pequeña.

Sería difícil creer que un Estado que no ha matado a nadie, que no tiene pena de muerte, y que no extirpa los órganos de nadie sin su consentimiento, sustraería los órganos de practicantes de Falun Gong sin el consentimiento de éstos. Es mucho más fácil creer que un Estado que ejecuta a presos condenados a muerte por crímenes económicos o políticos y extirpa sus órganos sin consentimiento, también mataría a practicantes de Falun Gong para utilizar sus órganos sin consentimiento.

Falun Gong constituye una parte de la población en prisión a quien las autoridades chinas infaman, deshumanizan, despersonalizan y marginan incluso más que a los presos condenados a muerte por crímenes penales. Efectivamente, si uno sólo considera la retórica oficial hacia ambos grupos, da la impresión de que Falun Gong es objetivo de la sustracción de órganos antes que los presos condenados a muerte.

7) Donaciones de órganos

China no tiene un sistema organizado de donación de órganos (8,9), como sí lo tiene el resto de países donde se realizan trasplantes de órganos. Se permiten las donaciones de donantes vivos entre familiares.

Se nos dijo que hay una aversión cultural en China hacia la donación de órganos. Sin embargo, Hong Kong y Taiwán, que comparten esencialmente la misma cultura, tienen programas activos de donación de órganos.

La ausencia de un sistema de donación de órganos en China nos dice dos cosas. Una es que las donaciones no son una fuente plausible para los trasplantes de órganos en China.

Debido a la aversión cultural a la donación de órganos en China, incluso un sistema activo de donación de órganos tendría dificultades para abastecer el volumen de trasplantes que se están llevando a cabo ahora en China. Pero el problema se agrava cuando no hay ni siquiera un esfuerzo activo para fomentar las donaciones.

Las donaciones son importantes en otros países porque son la fuente principal de los trasplantes de órganos. Podemos concluir que por la ausencia de un esfuerzo serio por fomentar la donación de órganos en China, para este país las donaciones no importan. China tiene tal abundancia de órganos disponibles para trasplantes sin donaciones, que fomentar la donación de órganos se vuelve superfluo.

La ausencia de un esfuerzo serio por fomentar la donación de órganos, combinado con la reducida espera para una operación de trasplante en China, y el gran volumen de trasplantes que se llevan a cabo, nos dicen que China está inundada de órganos para el trasplante: personas que las autoridades tienen listas para ser asesinadas y utilizar sus órganos en trasplantes. Esta realidad no ayuda a disipar los alegatos de sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong sin su consentimiento.

8) Tiempos de espera

Los sitios web de hospitales en China publicitan los cortos tiempos de espera para los trasplantes de órganos. Los trasplantes de donantes con mucho tiempo de fallecido no son viables por el deterioro del órgano después de la muerte. Si tomamos en serio estas autopromociones de los hospitales, éstas nos indican que hay ahora un número de personas vivas disponibles casi a demanda como fuentes de órganos.

Los tiempos de espera para órganos de trasplantes de recipientes de órganos en China parecen ser mucho menores que en cualquier otro lado. El sitio web del Centro Asistencial Internacional de Trasplantes de China dice, “Puede tomar sólo una semana encontrar el donante (de riñón) compatible, el tiempo máximo es un mes…”23. Y va más allá, “Si algo sale mal con el órgano del donante, el paciente tendrá la opción de recibir otro donante de órgano y que se le realice nuevamente la operación en una semana.”24. El sitio del Centro Oriental de Trasplante de Órganos a comienzos de abril de 2006 declaraba que “el tiempo de espera promedio (para un hígado compatible) es de dos semanas”25. El sitio web del Hospital de Changzheng en Shanghai dice: “…el tiempo de espera promedio para un proveedor de hígado es de una semana, entre todos los pacientes”26.

En contraste, el tiempo de espera promedio en Canadá para un riñón era de 32,5 meses en 2003 y en British Columbia era aun más largo, de 52,5 meses27. Si, como se indica, el periodo de sobrevida para un riñón es de entre 24 y 48 horas, y un hígado, alrededor de 12 horas28, la presencia de un gran banco de “donantes” vivos de hígado y riñón es la única forma en que los centros de trasplantes de China pueden asegurar tales esperas cortas a sus clientes. Los sorprendentemente cortos tiempos de espera publicitados para órganos perfectamente compatibles sugieren la existencia tanto de un sistema computarizado de compatibilidad para trasplantes como de un gran banco de eventuales ‘donantes’ vivos.

9) Información incriminatoria en sitios de Internet

Algunos de los materiales disponibles en los sitios de internet de varios centros de trasplantes en China anteriores al 9 de marzo de 2006 (cuando los alegatos sobre la extirpación de órganos a gran escala resurgieron en los medios canadienses y del mundo) también son inculpatorios. Entendiblemente, buena parte de éste ha sido removido desde entonces. Así que estos comentarios sólo se referirán a sitios que todavía pueden encontrarse en lugares archivados, con los sitios identificados en los comentarios o en las notas al pie. Una sorpresiva cantidad de material auto acusatorio todavía está disponible en la última semana de junio de 2006 en navegadores de internet. Aquí enlistamos sólo cuatro ejemplos:

1) Sitio de Internet del Centro Asistencial de la Red Internacional de Trasplante de China

(http://en.zoukiishoku.com/ )

(Ciudad de Shenyang)

Hasta el 17 de mayo de 2006, este sitio de Internet indicaba en su versión en inglés (la versión en mandarín evidentemente desapareció después del 9 de marzo) que el centro fue establecido en 2003 en el Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de China “…específicamente para amigos extranjeros”. La mayoría de los pacientes son de todas partes del mundo”. La primera oración de la introducción del sitio29 declara que “Proveedores de vísceras (una definición de diccionario: “órganos internos suaves… incluyendo el cerebro, pulmones, corazón, etc.”) pueden encontrarse inmediatamente!” En otra página30 del mismo sitio está esta declaración: “…el número de operaciones de trasplantes de riñón es de al menos 5000 por año en todo el país. Tantas operaciones de trasplantes se deben al apoyo del gobierno chino. La Corte Suprema Demótica, la ley suprema demótica –funcionario, policía, judicial, departamento de salud y administración civil, promulgaron una ley en conjunto para asegurarse que las donaciones de óranos tuvieran el apoyo del gobierno. Esto es único en el mundo.”

En la sección de preguntas y respuestas del sitio se encuentra: Antes del trasplante de riñón vivo, aseguramos la función renal del donante… Así que es más seguro que en otros países, en los que el órgano no proviene de un donante vivo”31.

“P: ¿Los órganos para trasplantes de páncreas son de pacientes con muerte cerebral (sic)?”

“R: Nuestros órganos no provienen de víctimas con muerte cerebral porque el estado del órgano puede no ser bueno”32.

2) Sitio de Internet del Centro Oriental de Trasplante de Órganos

(http://www.ootc.net )

(Ciudad de Tianjin)

En una página que según se nos informó fue quitada a mediados de abril (pero todavía puede verse como archivo)25 está la declaración de que desde “enero de 2005 hasta ahora, realizamos 647 trasplantes de hígado – 12 de ellos en esta semana; el tiempo de espera promedio es de dos semanas”. Una tabla que también fue removida en ese tiempo (pero cuyo archivo todavía está disponible)33 indica que prácticamente desde el comienzo en 1998 (cuando realizó sólo 9 trasplantes de hígado), para 2005 había completado 224834.

En contraste, según el Registro Canadiense de Reemplazo de Órganos27, el total en Canadá de todo tipo de trasplantes de órganos en 2004 fue de 1773.

3) Sitio de Internet del Centro de Trasplantes de Hígado del Hospital de la Universidad de Jiaotong.

(http://www.firsthospital.cn/hospital/index.asp )

(Shanghai)

En un artículo del 26 de abril de 200635, (http://www.health.sohu.com/20060426/n243015842.shtml), el sitio web dice en parte: “Los casos de trasplante de hígado (aquí) fueron siete en 2001, 53 casos en 2002, 105 casos en 2003, 144 casos en 2004, 147 casos en 2005 y 17 casos en enero de 2006”.

4) Sitio web del Centro de Trasplante de Órganos del Hospital de Changzheng, afiliado con la Universidad Médica Militar Nº 2

(http://www.transorgan.com/)

(Shanghai)

Después del 9 de marzo de 2006 se removió una página. (Está disponible un archivo de Internet)36 Contiene el siguiente gráfico que describe el número de trasplantes de hígado que realizó cada año este centro:

En el formulario “Solicitud de Trasplante de hígado”37, en la parte superior declara, “…Actualmente, para un trasplante de hígado, el costo de la operación y los gastos de hospitalización suman alrededor de 200.000 yuan ($ 66,667 dólares canadienses), y el – tiempo de espera promedio para un proveedor de hígado es de una semana entre todos los pacientes de nuestro hospital…”

10) Entrevistas a receptores de órganos

Para la primera versión de nuestro informe, no tuvimos tiempo de realizar entrevistas a receptores de órganos, personas que fueron a China desde el extranjero para realizarse un trasplante. Para esta versión, realizamos extensas entrevistas a varios de estos receptores y a sus familiares. El resumen de sus experiencias se encuentra adjunto como apéndice a este informe.

La operación de trasplante de órganos, tal como la describen los receptores y sus familiares, se realiza en forma casi completamente secreta, como si fuera un crimen que se necesita ocultar. Se oculta toda la información posible a los receptores y sus familias. No se les informa la identidad de los donantes. Nunca se les muestra consentimientos por escrito de los donantes o de sus familiares. Generalmente no se revela la identidad del cirujano ni del personal que lo asiste, aunque se pida esta información. A los receptores y sus familias se les informa la fecha y hora de la operación poco antes de que ésta se lleve a cabo. Algunas se realizan en mitad de la noche. Todo el procedimiento se realiza sobre la base del “no pregunte, no diga nada”.

Cuando las personas actúan como si tuvieran algo que ocultar, es razonable concluir que tienen algo que ocultar. Puesto que la utilización de los órganos de condenados a muerte se conoce abiertamente e incluso el Gobierno de China lo reconoce, los hospitales de trasplante chinos no pueden estar intentando ocultar eso. Debe haber algo más. ¿Qué es?

11) Consideraciones Financieras

En China, el trasplante de órganos es un negocio muy rentable. Podemos rastrear el dinero de las personas que pagan por trasplantes de órganos a hospitales específicos que realizan trasplantes de órganos, pero no podemos ir más allá que eso. No sabemos quién recibe el dinero que reciben los hospitales. ¿Están los médicos y enfermeras involucrados en la extirpación criminal de órganos remunerados con exorbitantes sumas por sus crímenes? Esa fue una pregunta imposible de contestar para nosotros, ya que no tuvimos forma de saber a dónde fue el dinero.

Página web de la Red Internacional del Centro de Asistencia de Trasplantes de China

(http://en.zoukiishoku.com/)

(Shenyang City)

Antes de ser removida del sitio38 en abril de 2006, la suma de las ganancias para trasplantes estaba sugerida en la siguiente lista de precios:

Riñón US$ 62.000

Hígado US$ 98.000-130.000

Hígado-Riñón US$ 160.000-180.000

Riñón-Páncreas US$ 150.000

Pulmón US$150.000-170.000

Corazón US$130.000-160.000

Córnea US$30.000

Una forma estándar de investigar cualquier alegato de un crimen donde dinero cambia de manos es seguir el rastro del dinero. Pero para China, sus puertas cerradas significan que seguir el rastro del dinero es imposible. No saber a dónde va el dinero no prueba nada. Pero tampoco refuta nada, incluyendo estos alegatos.

12) Ética de trasplantes china

Los profesionales de trasplante chinos no están sujetos a ninguna restricción ética aparte de las leyes que gobiernan su trabajo. Muchos otros países tienen asociaciones de profesionales del trasplante autónomas con sus propios sistemas disciplinarios. Los profesionales de trasplante que violan las pautas éticas pueden ser expulsados de su profesión por sus colegas sin intervención del Estado.

Para los profesionales de trasplante en China, no encontramos nada de este tipo. Cuando se trata de cirugías de trasplante, mientras el Estado no intervenga, todo puede ser. No hay un cuerpo de supervisión independiente que ejerza un control disciplinario sobre los profesionales de trasplante independientemente del Estado.

El sistema de cirugía de trasplante del Lejano Oeste en China hace más fácil que ocurran las prácticas abusivas. La intervención del Estado y el enjuiciamiento criminal son inevitablemente menos sistemáticos que la disciplina profesional. Debido a que las penas de los enjuiciamientos criminales son mayores que las penas de la disciplina profesional -periodo potencial de cárcel en vez de sólo impedir que alguien ejerza su profesión- los casos de enjuiciamiento son más raros que los casos de disciplina.

La ausencia de un sistema de disciplina para los profesionales del trasplante no significa que los abusos estén ocurriendo. Pero ciertamente hace más probable que ocurran.

13) Ética de trasplantes extranjera

Existen enormes brechas en la ética de trasplantes en el extranjero. En muchos de los países desde los cuales se origina el turismo de trasplante hacia China, los profesionales de trasplante han organizado sistemas éticos y disciplinarios. Pero es raro que estos sistemas traten específicamente con turismo de trasplante o tengan contacto con profesionales de trasplante chinos o con trasplantes de prisioneros ejecutados. La consigna aquí parece ser “si no lo veo, no pienso en ello”.

Sobre el turismo de trasplante, el Código Profesional de Conducta del Consejo Médico de Hong Kong tiene en particular dos principios dignos de enfatizar. Uno es que, “si existe duda” sobre si el consentimiento del donante es libre o voluntario, la asociación de profesionales no debería tener nada que ver con la donación. Y, lo mínimo que se puede decir sobre China, en vista de que “casi todos” los trasplantes provienen de prisioneros, es que en casi todos los casos hay duda sobre si el donante dio su consentimiento libre o voluntariamente.

El segundo es que la responsabilidad de cerciorarse del estado del donante chino es de los profesionales en el extranjero. El profesional extranjero no está actuando éticamente si él o ella no hace averiguaciones o sólo las hace superficialmente. Antes de referir al paciente a China, el profesional en el extranjero, luego de la investigación, debe estar satisfecho más allá de cualquier duda de que el donante dio su consentimiento libre o voluntariamente.

El mercado de sustracción de órganos en China, para que prospere, requiere un abastecimiento y una demanda. El abastecimiento viene de China, de los prisioneros. Pero la demanda, en gran parte, en grandes cantidades, llega del extranjero.

En un apéndice, presentamos un análisis crítico de las éticas de contacto con China sobre trasplantes. Los principios de Hong Kong son la excepción más que la regla. La ética profesional global hace poco o nada para frenar la demanda extranjera de órganos de China.

14) Leyes de trasplantes chinas

Hasta el 1ro de julio de 2006, la práctica de vender órganos era legal en China. Ese día comenzó a regir una ley que prohíbe su venta.

En China hay una gran brecha entre promulgar una legislación e implementarla. Para tomar un ejemplo, el preámbulo de la Constitución de China promete para China un “alto nivel” de democracia. Pero, como lo demostró la masacre de la plaza Tiananmen, China no es democrática.

De hecho, por lo que podemos decir, la ley sobre trasplantes de órganos no se está poniendo en práctica. El senador belga Patrik Vankrunkelsven, a fines de noviembre de 2006, llamó a dos hospitales diferentes en Beijing simulando ser un cliente para un trasplante de órgano.

Ambos hospitales le ofrecieron un riñón en el acto por 50.000 euros.

Como se notó anteriormente, el Viceministro de Salud Huang Jiefu en noviembre de 2006 condenó abiertamente la venta de órganos de prisioneros sentenciados a muerte ejecutados diciendo “Los negocios por debajo de la mesa deben prohibirse”. Aun así, ya estaban prohibidos, el 1 de julio. Su discurso debe ser tomado como un reconocimiento oficial de que la prohibición no está funcionando.

15) Leyes de trasplantes extranjeras

El tipo de trasplantes en el cual se involucra el sistema médico chino es ilegal en cualquier otro lugar del mundo. Pero no es ilegal que un extranjero de cualquier país vaya a China, se beneficie con un trasplante que sería ilegal en su país, y luego regrese. La legislación de trasplantes extranjera es territorial en cualquier lugar. No tiene alcance extraterritorial.

Muchas otras leyes son de alcance global Por ejemplo, los turistas de sexo con niños pueden ser procesados no sólo en el país donde tienen sexo con niños, sino en muchos países, también cuando regresan a su casa. Este tipo de legislación no existe para turistas de trasplante que pagan por un trasplante de órgano sin preocuparse en determinar si el donante del órgano dio el consentimiento.

Hubo algunas iniciativas legislativas. Por ejemplo, el senador belga Patrik Vankrunkelsven está proponiendo una ley penal extraterritorial que penalizará a turistas de trasplantes que compren órganos en países del extranjero donde los donantes sean prisioneros o personas desaparecidas. Pero esta propuesta legislativa aún está en una fase temprana.

16) Consejos de viaje

Muchos Estados tienen consejos de viaje que previenen a sus ciudadanos de los peligros de viajar de un país a otro. Los consejos comúnmente previenen sobre violencia política, o incluso problemas relacionados con el clima. Pero ningún gobierno publicó un consejo de viaje sobre los trasplantes de órganos en China, advirtiendo a sus ciudadanos que, en palabras de la Sociedad de Trasplantes, “casi todos” los órganos en China provienen de prisioneros.

Algunos, y nosotros esperamos que sean muchos, posibles receptores de trasplantes de órganos vacilarían en ir a China por trasplantes si supiesen que sus órganos provienen de prisioneros que no dieron su consentimiento. Pero en este momento no existe una comunicación sistemática con los posibles receptores sobre la fuente de órganos en China, ni a través de los gobiernos ni a través de la profesión médica.

Por ejemplo, el consejo de viaje canadiense para China, publicado en el sitio web de Relaciones Exteriores, provee extensa información, aproximadamente 2.600 palabras, y tiene una sección sobre salud. Pero no se mencionan los trasplantes de órganos.

17) Fármacos

Las operaciones de trasplantes de órganos dependen de drogas anti-rechazo. China importa estas drogas de las principales compañías farmacéuticas.

La cirugía de trasplante solía exigir la compatibilidad de los tejidos y el grupo sanguíneo para que el trasplante tuviera éxito. El desarrollo de las drogas anti-rechazo para trasplantes permitió que la cirugía de trasplante evada la compatibilidad de tejidos. Es posible, con un gran uso de drogas anti-rechazo, trasplantar de un donante a un receptor cuyos tejidos no son compatibles. Sólo es esencial la compatibilidad del tipo de sangre. La compatibilidad de tejidos es preferible para evitar una seria dependencia de las drogas anti-rechazo, pero ya no es esencial.

El sistema médico chino depende mucho de drogas anti-rechazo.

Las compañías farmacéuticas internacionales se comportan frente al sistema chino de trasplantes de la misma manera que todos los demás. No hacen preguntas. Ellos no saben si sus drogas están siendo utilizadas en receptores que recibieron órganos de prisioneros que fueron donantes involuntarios o no.

Muchos países tienen actas de control de exportaciones, prohibiendo la exportación de algunos productos en conjunto y requiriendo permisos estatales para la exportación de otros productos. Pero ningún Estado, según nuestro conocimiento, prohíbe exportar a China drogas anti-rechazo usadas para pacientes de trasplantes de órganos.

Por ejemplo, el Acta de Permisos de Exportación e Importación canadiense indica: “Ninguna persona podrá exportar o intentar exportar ningún bien incluido en una Lista de Control de Exportación, o cualquier bien a cualquier país incluido en la Lista de Control de Área, excepto bajo la autorización de, y en concordancia con, un permiso de exportación emitido bajo este acta”. (26) Pero las drogas anti-rechazo para trasplantes no están incluidas en la Lista de Control de Área para China.

18) Financiación estatal de la asistencia sanitaria en el extranjero

Algunos planes sanitarios estatales financian la asistencia médica en el extranjero por la cantidad que se pagaría si la asistencia se llevara a cabo en el país de residencia. En ningún país donde esto sucede, hay, por lo que sabemos, prohibición alguna de financiación en caso de que el paciente obtenga un trasplante de órgano en China.

Los turistas de trasplante necesitan asistencia postoperatoria en su país de residencia. Ellos aún necesitan la prescripción y administración de medicamentos anti-rechazo. Los Estados que proporcionan financiación del gobierno para servicios de salud normalmente proporcionan financiación para este tipo de seguimiento postoperatorio.

Una vez más, aquellos que ofrecen la financiación son indiferentes a la manera en que el receptor obtuvo el órgano. El hecho de que el órgano pueda venir de un prisionero chino que no ha dado su consentimiento y que fue asesinado por el órgano no es relevante para el Estado extranjero que financia la asistencia postoperatoria para el receptor.

c) Consideraciones específicas sobre Falun Gong

19) Una amenaza percibida

La abrumadora mayoría de presos de conciencia en prisiones chinas son practicantes de Falun Gong. Se estima que dos tercios de las víctimas de tortura en las prisiones chinas son practicantes de Falun Gong. Las medidas extremas utilizadas por el régimen chino contra Falun Gong son incomparables con las comparativamente suaves críticas que China recibe por otras víctimas que occidente está acostumbrado a defender. Los asesinatos arbitrarios anuales documentados, y las desapariciones de practicantes de Falun Gong superan de lejos el total de víctimas pertenecientes a cualquier otro grupo.

¿Por qué el gobierno chino denuncia tan cruelmente y reprime tan brutalmente a este grupo, más que a cualquier otro grupo de víctimas? La frase habitual del gobierno chino sobre Falun Gong es que es una secta diabólico.

Falun Gong no cumple con ninguna de las características de una secta. No es una organización. No tiene membresía, ni oficinas, ni funcionarios. Falun Gong no tiene financiación ni cuentas bancarias.

David Ownby, Director del Centro de Estudios del Este Asiático en la Universidad de Montreal y especialista en historia china contemporánea, escribió sobre Falun Gong en un estudio realizado hace seis años para el Instituto Canadiense de Asuntos Internacionales. Él afirmaba que, a diferencia de las sectas, Falun Gong no tiene exigencias financieras obligatorias, aislamiento de los practicantes en comunas o separación del mundo. Él señala:

“Los miembros de Falun Gong se mantienen dentro de la sociedad. En su gran mayoría viven dentro de núcleos familiares. Van a trabajar; envían a sus hijos al colegio.” (27)

No hay castigo por abandonar Falun Gong, puesto que no hay nada que abandonar. Los practicantes son libres de practicar Falun Gong tanto como ellos quieran. Pueden comenzar y terminar en cualquier momento. Pueden realizar sus ejercicios en grupo o individualmente.

Li Hongzhi, autor de los libros que inspiraron a los practicantes de Falun Gong, no es adorado por éstos. Ni tampoco recibe fondos de ellos. Es una persona común que raramente se reúne con los practicantes. Sus consejos a los practicantes están disponibles públicamente -conferencias y libros publicados.

(27) “Falun Gong y la política de Canadá hacia China”. David Ownby, vol. 56, International Journal, Instituto Canadiense de Asuntos Internacionales, Primavera de 2001.

El etiquetado del gobierno chino a Falun Gong como secta diabólica es un componente de la represión contra Falun Gong, un pretexto para esa represión y una difamación, incitación al odio, despersonalización, marginación y deshumanización de Falun Gong. Pero esa etiqueta no explica por qué comenzó la represión. La etiqueta de “secta diabólica” es una herramienta fabricada de represión, pero no su causa. La causa es otra.

Para reforzar la conformidad, las prácticas chinas de ejercicios o qigong en todas sus formas fueron suprimidas en 1949, después de que el Partido Comunista Chino tomó el poder.

En los años 90, el ambiente de la policía estatal se había vuelto menos opresivo para todas las formas de qigong, incluyendo a Falun Gong.

Falun Gong incluye elementos del Confucianismo, Budismo y Taoísmo. Esencialmente, enseña métodos de meditación a través de ejercicios dirigidos a mejorar la salud física y espiritual. Este movimiento no tiene plataforma política; sus seguidores buscan fomentar la verdad, la benevolencia y la tolerancia más allá de fronteras raciales, nacionales y culturales. La violencia es rechazada.

Li registró su movimiento en la Asociación de Investigación de Qigong del gobierno chino. A principios de 1998, momento en que el movimiento empezaba a tener la desaprobación oficial pero antes de ser prohibido, Li se mudó a los Estados Unidos. Pero Falun Gong continuó prosperando.

En 1999, el gobierno de Jiang estimó que había 70 millones de adherentes a Falun Gong. Ese año se estimaba que el número de miembros del Partido Comunista Chino era de unos 60 millones.

Antes de que Falun Gong fuera prohibido en julio de 1999, sus adherentes se reunían habitualmente por toda China para hacer sus ejercicios. Solamente en Beijing había más de 2000 lugares de práctica.

El Partido Comunista publicó en abril de 1999 un artículo en la revista Ciencia y Tecnología para la Juventud, en la cual señalaba que Falun Gong era una superstición y un riesgo para la salud porque los practicantes podrían rechazar los tratamientos médicos convencionales para enfermedades graves. Un gran número de adherentes de Falun Gong se manifestó contra los contenidos de este artículo ante las oficinas de los editores en Tianjin. El resultado fue detenciones y golpizas de la policía.

Para protestar ante la Oficina de Petición del Gobierno en Bejing por estos arrestos, el 25 de abril de 1999, de 10.000 a 15.000 practicantes se reunieron desde el amanecer hasta tarde a la noche ante la sede del Partido Comunista en Zhongnanhai, cerca de la Ciudad Prohibida de Beijing. La reunión fue silenciosa, sin carteles(28). Jiang se alarmó ante la presencia de estos manifestantes. La supremacía ideológica del Partido Comunista, desde su punto de vista, estaba en peligro.

20) Una política de persecución

Si la extirpación de órganos de practicantes de Falun Gong se extendiera por toda China, uno esperaría alguna política gubernamental a ese efecto. Sin embargo, la confidencialidad de la formulación de políticas en China nos impide determinar si tales políticas existen.

No obstante, sabemos que la persecución a Falun Gong existe como una política oficial. Hay algunas declaraciones de políticas muy fuertes, adjuntadas como un apéndice a este informe, por el Gobierno de China y el Partido Comunista de China, haciendo un llamado por la persecución a Falun Gong, incluyendo la persecución física

El gobierno de China estableció una burocracia especial asignada a la tarea de reprimir a Falun Gong. Esta burocracia especial tiene representantes por toda China. Debido a que se creó el décimo día del sexto mes de 1999, abreviadamente se la llama la oficina 610. La oficina 610 tiene representantes en cada provincia, ciudad, condado, universidad, departamento gubernamental y negocio gubernamental en China.

Según Li Baigen, entonces director asistente de la oficina de Planeamiento Municipal de Beijing que asistió a la reunión, durante 1999 los tres hombres que encabezaban la oficina 610 llamaron a más de 3.000 funcionarios al Gran Salón del Pueblo en la capital para discutir la campaña contra Falun Gong, la cual entonces no estaba yendo bien. Las manifestaciones seguían ocurriendo en la Plaza Tiananmen El jefe de la oficina 610, Li Langing, anunció verbalmente la nueva política del gobierno sobre el movimiento: “difamar sus reputaciones, arruinarlos financieramente y destruirlos físicamente.” Sólo después de esta reunión las muertes de los adherentes en manos de la policía se registraron como suicidios.

21) Incitación al odio

Los Falun Gong en China son deshumanizados en palabra y acción. Las directivas políticas encajan con la incitación de la población en general para justificar la política de persecución, reclutar participantes y prevenir la oposición. Esta clase de vocabulario dirigido contra un grupo particular se convirtió en el precursor y el sello de las flagrantes violaciones humanas dirigidas contra el grupo.

Según Amnistía Internacional, el Gobierno chino adoptó tres estrategias para aplastar a Falun Gong: violencia contra los practicantes que se rehusan a renunciar a sus creencias; “lavado de cerebro” para forzar a todos los practicantes conocidos a abandonar Falun Gong y renunciar a éste, y una más efectiva campaña en los medios para volcar la opinión publica contra Falun Gong.3

Los gobiernos locales tuvieron autorización para implementar las órdenes de Beijing de reprimir a Falun Gong. La implementación significó, en parte, intentos orquestados para demostrar a la población china que los practicantes se suicidaban a través de la auto-inmolación, que asesinaban y mutilaban a familiares y que rechazaban el tratamiento médico. Con el tiempo esta campaña tuvo el efecto deseado y muchos chinos, si no la mayoría, llegaron a aceptar la vision del Partido Comunista sobre Falun Gong. Entonces, el Congreso Nacional del Pueblo emitió leyes con el fin de legalizar una larga lista de actos ilegales realizados por practicantes de Falun Gong contra otros practicantes.

Esta incitación al odio es más aguda en China, pero existe en todo el mundo. Los funcionarios chinos, estén donde estén, llevan a cabo esta incitación como parte de sus deberes oficiales. En Edmonton, Alberta (Canadá), este comportamiento provocó una recomendación policial de enjuiciamiento contra dos oficiales del consulado chino en Calgary por el fomento intencionado del odio contra Falun Gong. El informe policial se encuentra adjunto a este informe, como prueba.(30)

La incitación al odio no es lo suficientemente específica como para indicar la forma que toma la persecución. Pero promueve cualquier y todas las violaciones de la peor clase. Es difícil imaginar que los alegatos que hemos oído sean ciertos en la ausencia de esta clase de propaganda de odio. Una vez que existe esta clase de incitación, el hecho de que la gente se pueda involucrar en tal comportamiento contra Falun Gong –extirpar sus órganos y matarlos en el proceso– deja de ser inverosímil.

22) Persecución física

La orden del ex-mandatario Jiang a la oficina 610 (31) fue de “erradicar” a Falun Gong (32). Un apéndice da extensos detalles sobre este intento de erradicación a través de la persecución.

El reciente informe8 del Relator Especial de las NU sobre Tortura notó que:

“Desde 2000, el Relator Especial y sus predecesores han informado 314 casos de torturas alegadas al Gobierno de China. Estos casos representan a más de 1.160 individuos.” Y “Sumado a esta cifra, debe notarse que un caso enviado en 2003 (E/CN.4/2003/68/Add.1 para. 301) detalló el alegado maltrato y tortura de miles de practicantes de Falun Gong.”

Aun más, el informe indicó que el 66% de las víctimas de las torturas y maltratos alegados eran practicantes de Falun Gong, y el resto de las víctimas comprendían a los Uyghures (11%), trabajadoras del sexo (8%), tibetanos (6%), defensores de derechos humanos (5%), disidentes políticos (2%) y otros (personas infectadas con VIH/SIDA y miembros de grupos religiosos 2%)

Parte de un informe de la oficina de Beijing del Washington Post, dos veranos después (5 de agosto de 2001)9 ilustra la severidad de los métodos de la oficina 6-10 y otros agentes del régimen contra los practicantes de Falun Gong:

“En una estación de policía en el oeste de Beijing, a Ouyang lo desvistieron e interrogaron durante cinco horas. ‘Si respondía incorrectamente, es decir, si no decía, ‘sí’, me aplicaban descargas con el bastón eléctrico’, dijo él. Luego fue transferido a un campo de trabajo forzado en los suburbios del oeste de Beijing. Allí los guardias le ordenaron pararse frente a una pared. Si se movía, lo electrocutaban. Si se caía por la fatiga, lo electrocutaban…”

“(Mas tarde) lo llevaron frente ante un grupo de internos de Falun Gong y rechazó al grupo una vez más mientras las cámaras de video filmaban. Ouyang dejó la cárcel y entró a las clases de lavado de cerebro. Veinte días luego de debatir sobre Falun Gong durante 16 horas al día, ‘se graduó’. ‘La presión sobre mí fue y es increíble,’ dijo. ‘En los últimos dos años he visto lo peor que un hombre puede hacer. Realmente somos los peores animales sobre la Tierra’.”

Ownby notó que las organizaciones de derechos humanos

“han condenado unánimemente la brutal campaña de China contra Falun Gong, y muchos gobiernos alrededor del mundo, incluyendo el de Canadá, expresaron su preocupación.”

Él citó el informe de Amnistía Internacional de 2000 que señala que 77 practicantes de Falun Gong habían “muerto en custodia, o poco después de ser liberado, en circunstancias sospechosas desde que la persecución comenzó en julio de 1999.”2

23) Arrestos masivos

Los arrestos masivos de practicantes son una forma de persecución física que merece atención separada por su potencial conexión con la sustracción de órganos. Cualquier persona a la que se le extraigan los órganos contra su voluntad primero tiene que ser detenida.

La represión sobre Falun Gong incluyó enviar miles de miles de sus practicantes a prisiones y campos de trabajo forzado comenzando en el verano de 1999. El informe de 2005 del Departamento de Estado de los EEUU sobre China, por ejemplo, indica que su policía dirige cientos de centros de detención, con 340 centros de reeducación a través del trabajo teniendo una capacidad de albergue de alrededor de 300.000 personas. El informe también indica que el número estimado de practicantes de Falun Gong que murieron en custodia iba de unos cientos a unos miles.

Cientos de miles de practicantes de Falun Gong viajaron a Beijing para protestar o para desplegar carteles pidiendo la legalización del grupo. La gente llegaba casi a diario. La autora Jennifer Zeng, anteriormente en Beijing y ahora viviendo en Australia, nos informó que hacia fines de abril de 2001 hubieron aproximadamente 830.000 arrestos en Beijing de practicantes adherentes de Falun Gong que habían sido identificados. No hay estadísticas disponibles de practicantes que fueron arrestados pero se rehusaron a identificarse. De nuestras entrevistas con practicantes de Falun Gong liberados sabemos que el número de quienes no dieron su identidad es grande. Pero no sabemos qué tan grande.

Grandes números de adherentes de Falun Gong en detención secreta, arbitraria e indefinida, sólo, no prueban las alegaciones. Pero lo contrario, la ausencia de tal cúmulo de detenidos, socavaría los alegatos. Un extremadamente grande grupo de personas sujetas al ejercicio de los caprichos y el poder del estado, sin recurso a cualquier forma de protección de sus derechos, provee una fuente potencial de extirpación de órganos de involuntarios.

24) Muertes

Hasta el 22 de diciembre del 2006, habíamos identificado 3.006 practicantes de Falun Gong que murieron como resultado de la persecución. Estas víctimas identificadas pueden agruparse en seis categorías.

Un grupo son las víctimas que murieron por el estrés relacionado con causas precipitadas por el hostigamiento y las amenazas constantes de las autoridades. Un segundo grupo son los maltratados en detención y luego liberados vivos a sus familias, pero que murieron posteriormente por el maltrato. El tercer grupo son las víctimas que murieron en detención por tortura y cuyos cuerpos fueron entregados por las autoridades a las familias para su cremación. El cuarto son las víctimas que murieron en detención por el maltrato y fueron cremadas mientras estaban detenidas, pero cuyas familias consiguieron ver el cuerpos entre la muerte y la cremación.

El quinto son las víctimas que murieron y fueron cremadas en detención sin que los familiares vieran el cuerpo. El sexto son las víctimas que murieron en detención pero que no tenemos suficiente información para determinar si las familias vieron los cuerpos antes de la cremación.

La mayoría de los practicantes de Falun Gong posibles víctimas de la sustracción de órganos son, por lo que podemos decir, aquellos cuyas familias no fueron notificadas de la muerte de su ser querido. Esta falla en notificar tiene dos causas. Una es que los practicantes se rehusaron a identificarse frente a las autoridades. La otra es que las autoridades, aunque sabían quiénes eran los practicantes, se rehusaron a notificar la detención a las familias; igualmente, a estos practicantes no se les permitió contactar a sus familiares antes de su muerte.

Sin embargo, no podemos excluir la posibilidad de que el quinto y sexto grupo de las muertos identificados fueran también víctimas de la sustracción de órganos. Este grupo son aproximadamente 300.

El quinto grupo en particular levanta sospechas. Sus nombres están listados en un apéndice. El gran número de practicantes de Falun Gong asesinados por las autoridades por tortura apoya el alegato que estamos investigando. Cuando la vida de los practicantes de Falun Gong es barata, no hay una razón particular para desestimar una causa de muerte. Si el Gobierno de China está dispuesto a matar a un gran número de practicantes de Falun Gong mediante torturas, no es tan difícil de creer que puedan estar dispuestos a hacer lo mismo mediante la sustracción de órganos.

25) Los no identificados y los desaparecidos

Las detenciones a Falun Gong, aunque de alguna forma eran sólo una represión china común con Falun Gong siendo el desafortunado blanco, presentó una característica inusual. Los practicantes de Falun Gong que vinieron de todo el país a la plaza Tiananmen en Beijing para apelar o protestar fueron sistemáticamente arrestados. Aquellos que revelaban sus identidades a sus captores serían enviados de vuelta hacia sus lugares de procedencia. Sus familias serían implicadas en sus actividades de Falun Gong y presionadas a unirse en el esfuerzo de lograr que los practicantes renuncien a Falun Gong. Sus jefes en el trabajo, sus colegas, los líderes de su gobierno local serían responsabilizados y penalizados por el hecho de que estos individuos habían ido a Beijing a apelar o protestar.

Para proteger a sus familias y evadir la hostilidad de la gente en sus localidades, muchos detenidos de Falun Gong se negaron a identificarse. El resultado fue una gran población carcelaria de Falun Gong cuyas identidades las autoridades desconocían. Igualmente, nadie que los conocía sabía dónde estaban.

Aunque esta negativa a identificarse tuvo propósitos de protección, pudo haber tenido un efecto contrario. Es más fácil victimizar a una persona cuya familia desconoce su paradero que a una persona cuya familia sabe dónde está. Esta población es un grupo de gente notablemente indefensa, incluso para los estándares chinos.

Aquellos que se rehusaban a identificarse eran tratados especialmente mal. También, eran trasladados dentro del sistema penitenciario chino por razones no dadas a los prisioneros.

¿Fue esta la población que se convirtió en la fuente de órganos sustraídos de Falun Gong? Obviamente, la mera existencia de esta población no nos dice que esto sea así. No obstante, si las alegaciones son ciertas, la existencia de esta población provee una explicación para la fuente de órganos sustraídos. Miembros de esta población podrían simplemente desaparecer sin que nadie fuera del sistema penitenciario lo supiera.

Para los autores, las investigaciones que condujeron a este informe tuvieron muchos momentos escalofriantes. Uno de los más perturbadores fue el descubrimiento de esta masiva población de no identificados en prisiones/campos de trabajo/detención. Practicante tras practicante que fueron eventualmente liberados de la detención nos contaron sobre esta población. Una recopilación de algunas de sus declaraciones están anexadas como exhibición.

Lo que estos practicantes nos contaron fue que ellos personalmente se reunieron con los no identificados en detención, en grandes cantidades. Aunque nos reunimos con muchos practicantes de Falun Gong que fueron liberados de la detención china, todavía tenemos que reunirnos o escuchar, a pesar del gran número, a algún practicante liberado de detención que se haya rehusado a dar su identidad en detención desde el principio hasta el final del periodo de detención. ¿Qué les pasó a esos muchos practicantes? ¿Dónde están ellos?

El problema de las desapariciones forzadas es distinguible del problema de los no identificados, porque, en el caso de las desapariciones forzadas, las familias saben que el Estado está involucrado. Para los no identificados, todas las familias saben que han perdido el rastro de su ser querido. Con respecto a las víctimas de las desapariciones forzadas, las familias o testigos saben más. Ellos saben que la persona en algun momento estuvo en custodia del Estado. El Estado se rehúsa a reconocer que la persona estuvo alguna vez en custodia o encubre el destino o el paradero de la persona (36).

Hay algunos practicantes de Falun Gong que han desaparecido, secuestrados por las autoridades. No obstante, los únicos casos de desaparecidos que conocemos son personas que fueron posteriormente liberadas y después hablaron de su secuestro. Supimos que estas víctimas estuvieron desaparecidas sólo después que reaparecieron. Es probable que haya otros de tales practicantes que nunca fueron liberados.

Con respecto a los no identificados, debido a que los familiares sólo saben que han perdido contacto con su ser querido, no necesariamente se dirigen al Estado a preguntar si la persona está detenida. Cuando la persona desaparecida es adherente de una práctica que es brutalmente reprimida por el Estado, la tendencia de la familia de evitar al gobierno es mayor. No obstante, unos pocos han buscado la ayuda del gobierno chino para encontrar al familiar desaparecido que practica Falun Gong. Algunos de esos casos están listados en un apéndice de este informe.

26) Análisis de sangre y examen de órganos

A los practicantes de Falun Gong detenidos les realizan sistemáticamente análisis de sangre y les examinan sus órganos. Otros prisioneros, que no son practicantes, sentados lado a lado con practicantes, no son analizados. Este análisis diferencial ocurre en campos de trabajo, prisiones y centros de detención. Hemos oído tan gran número de testimonios a este efecto que este análisis diferencial existe más allá de cualquier duda. Estas pruebas y exámenes ocurren en practicantes detenidos en campos de trabajo, prisiones o centros de detención. Declaraciones en entrevistas que testifican los análisis de sangre y exámenes de órganos sistemáticos a practicantes de Falun Gong con la exclusión de otros prisioneros se adjuntan como apéndice de este informe.

A los practicantes mismos no se les dice la razón del análisis y del examen. Es improbable que el examen sirva a un propósito de salud. Por un lado, es innecesario analizar la sangre y examinar los órganos sistemáticamente a personas simplemente por una precaución de salud. Por otro lado, la salud de los detenidos de Falun Gong no es tomada en cuenta en muchas otras formas, es inverosímil que las autoridades quieran analizar la sangre y examinar los órganos de los practicantes de Falun Gong como una medida preventiva de salud.

El análisis de sangre es un prerrequisito para los trasplantes de órganos. Los donantes necesitan ser compatibles con los receptores a fin de que los anticuerpos de los receptores no rechacen los órganos de los donantes.

El mero hecho de los análisis de sangre y exámen de los órganos no establece que la extracción de órganos de practicantes de Falun Gong esté sucediendo. Pero lo opuesto es verdad. Si no hubiera análisis de sangre, el alegato se refutaría. El ampliamente generalizado análisis de sangre a practicantes de Falun Gong en detención corta esta vía de refutación

27) Fuentes de trasplantes pasados

El número de trasplantes de órganos en China es enorme, hasta 20.000 en 2005, según China Daily. China tiene el segundo número más grande de operaciones hechas en el mundo, justo después de los Estados Unidos.

El gran número, junto con los cortos tiempos de espera, significan que tiene que haber un gran número de potenciales donantes a mano en cualquier momento. ¿Donde está y quiénes son esta gran población de donantes?

Hay muchos más trasplantes que fuentes identificables. Sabemos que algunos órganos provienen de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados. Muy pocos vienen de donantes familiares voluntarios y de donantes con muerte cerebral. Pero estas fuentes dejan enormes brechas en los totales. El número de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados y los volantes voluntarios no se acerca de ninguna manera al número de trasplantes.

El número de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados no es público. Estamos operando sólo con números suministrados por Amnistía Internacional provenientes de registros públicos chinos. Esos números, cuando uno considera el total global de ejecuciones, son grandes, pero de ninguna manera se acercan al total estimado de trasplantes.

Al menos el 98% de lo órganos para trasplantes provienen de alguien fuera de la familia del receptor.(9) En el caso de los riñones, por ejemplo, sólo 227 de los 40.393 trasplantes -cerca del 0.6%- realizados entre 1971 y 2001 en China fueron de donantes familiares. (37)

Sólo en 2005 el gobierno de China admitió utilizar órganos de prisioneros sentenciados a muerte ejecutados (38-39), a pesar que había estado ocurriendo por muchos años. El régimen no ha tenido barreras para prevenir la comercialización de órganos de los “enemigos del Estado”.

Según registros de AI15, el número promedio de prisioneros ejecutados entre 1995 y 1999 fue de 1680 por año. El promedio entre el 2000 y 2005 fue de 1616 por año. Los números han oscilado año tras año, pero el número promedio total para los periodos anteriores y posteriores al comienzo de la persecución a Falun Gong es el mismo. Las ejecuciones no pueden explicar el incremento de los trasplantes de órganos en China desde que empezó la persecución a Falun Gong.

Según informes públicos, antes de 1999 en China se realizaron aproximadamente 30.00016 trasplantes en total y en el periodo de seis años entre 1994 y 1999 se realizaron alrededor de 18.50016-17. El profesor Bingyi Shi, vicepresidente de la Asociación Médica China de Trasplantes de Órganos, dice que hasta 2005 en total hubo alrededor de 90.00018, dejando aproximadamente 60.000 en el periodo de seis años entre 2000 y 2005, desde que comenzó la persecución a Falun Gong.

Las otras fuentes identificadas de trasplantes de órganos, donantes familiares voluntarios y personas con muerte cerebral, siempre fueron muy pequeñas. En 2005, los trasplantes de riñón de familiares vivos consisten en un 0,5% del total de trasplantes a lo largo del país19. El total de donantes con muerte cerebral para todos los años y toda China es de 9 hasta marzo de 200619-20. No hay indicación alguna de un incremento significativo en cualquiera de estas categorías en los últimos años. Presumiblemente las fuentes identificadas de trasplantes de órganos que produjeron 18.500 trasplantes de órganos en el periodo de seis años entre 1994 y 1999 produjo el mismo número de órganos para trasplantes en el siguiente periodo de seis años entre 2000 y 2005. Eso significa que la fuente de 41.500 trasplantes para el periodo de seis años entre 2000 y 2005 es inexplicable.

¿De dónde provienen los órganos para los 41.500 trasplantes? Los alegatos de la extirpación de órganos a practicantes de Falun Gong provee una respuesta.

Nuevamente esta especie de brecha en las cifras no establece que los alegatos de extracción de órganos de practicantes de Falun Gong sean ciertos. Pero por el contrario, una explicación completa de la fuente de todos los trasplantes de órganos, refutaría el alegato. Si se pudiera rastrear la fuente de todos los trasplantes de órganos, sea de donantes voluntarios o de prisioneros ejecutados, entonces el alegato sobre Falun Gong sería refutado. Pero tal rastreo es imposible.

Las ejecuciones estimadas en China con frecuencia son mucho mayores que las cifras basadas en los registros públicos de ejecuciones disponibles. No hay un informe chino oficial sobre las estadísticas totales de las ejecuciones, dejando los totales abiertos a estimación.

Un método que algunos de involucrados en estimar ejecuciones han usado, es el número de operaciones de trasplante. Porque es sabido que al menos algunos trasplantes vienen de prisioneros ejecutados y que los donantes familiares son escasos, algunos analistas han deducido por el número de trasplantes que las ejecuciones se han incrementado.

Este razonamiento no es persuasivo. Uno no puede estimar las ejecuciones en base a los trasplantes a menos que las ejecuciones sean la única presunta fuente de trasplantes. Sin embargo, los practicantes de Falun Gong son otra supuesta fuente. Es imposible concluir que esos practicantes no son una fuente de órganos para trasplantes debido al número de ejecuciones, cuando el número de ejecuciones se deduce del número de trasplantes.

¿Puede el aumento en la eficacia de la extracción de órganos de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados explicar el aumento de trasplantes? El incremento de los trasplantes en China es paralelo a la persecución a Falun Gong y al desarrollo de algunas tecnologías de trasplante. Pero el aumento de trasplantes no fue paralelo al aumento de todas las tecnologías de trasplantes. La tecnología de trasplantes de riñón ya estaba totalmente desarrollada en China mucho antes de que comenzara la persecución a Falun Gong. Sin embargo, los trasplantes de riñón se dispararon a más del doble una vez comenzada la persecución a Falun Gong. Hubo 3.596 (37) trasplantes de riñón en 1998 y cerca de 10.000 en 2005 (43).

Una segunda razón por la que la extirpación múltiple de órganos de prisioneros sentenciados a muerte ejecutados no explica el incremento en los trasplantes de órganos es la desorganización general de la compatibilidad de órganos en China. No hay ninguna red nacional para la compatibilidad y distribución de los órganos. (46) Los médicos desaprueban el derroche de órganos de donantes, lamentando el hecho de que “sólo se usan los riñones de los donantes, y se desperdician los otros órganos” (46). Cada hospital administra su propio abastecimiento de órganos y lista de espera. Los pacientes van de un hospital donde no hay órganos listos para trasplantes a otros hospitales donde la cirugía de trasplante se realiza en el acto. (47) Los hospitales dirigen a pacientes desde su propio hospital donde dicen que no hay órganos disponibles para trasplantes a otro hospital que dicen que tiene órganos para trasplantes. (48) Esta desorganización disminuye el uso eficiente de los órganos.

Una tercera razón de que la extracción múltiple de órganos de prisioneros sentenciados a muerte ejecutados que no explica el incremento de los trasplantes de órganos es la experiencia en otros lugares. Ningún lugar dio semejante salto en la cantidad de trasplantes con el mismo número de donantes, simplemente por un cambio en la tecnología. Año por año, las estadísticas de Canadá, los Estados Unidos y Japón están asentadas en un apéndice.

El incremento de los trasplantes de órganos en China va en paralelo al incremento de la persecución a Falun Gong. Estos aumentos paralelos en la persecución a Falun Gong y en los trasplantes, en sí mismos, no prueban los alegatos. Pero son consistentes con los mismos. Si no hubiera paralelismo, esa hipotética no-existencia socavaría los alegatos.

28) Fuentes de futuros trasplantes

La cirugía de trasplante de órganos es un negocio floreciente en China. Antes de 1999 hubo sólo 22 centros de trasplante de hígado (49) operando en toda China; a mediados de abril de 2006 había 500. El número de instituciones de trasplante de riñón aumentó de 10.651 en 2001 a 36.852 en 2005.

La cantidad de dinero que se puede generar llevó a la creación de instalaciones que se especializan en trasplantes de órganos. Está el Centro de Trasplante de Hígado del Tercer Hospital de la Universidad de Beijing (53) fundado en el octubre de 2002, el Centro de Trasplante de Órganos de Beijing (54) establecido en el noviembre de 2002, el Centro de Trasplante de Órganos del Hospital Número 309 del Ejército de Liberación del Pueblo (El número de trasplantes de órganos en China es enorme, hasta 20.000 en 2005, según China Daily. China tiene el segundo número más grande de operaciones hechas en el mundo, justo después de los Estados Unidos.

El gran número, junto con los cortos tiempos de espera, significan que tiene que haber un gran número de potenciales donantes a mano en cualquier momento. ¿Donde está y quiénes son esta gran población de donantes?

Hay muchos más trasplantes que fuentes identificables. Sabemos que algunos órganos provienen de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados. Muy pocos vienen de donantes familiares voluntarios y de donantes con muerte cerebral. Pero estas fuentes dejan enormes brechas en los totales. El número de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados y los volantes voluntarios no se acerca de ningúna manera al número de trasplantes.

El número de prisioneros sentenciados a muerte y luego ejecutados no es público. Estamos operando sólo con números suministrados por Amnistía Internacional provenientes de registros públicos chinos. Esos números, cuando uno considera el total global de ejecuciones, son grandes, pero de ninguna manera se acercan al total estimado de trasplantes.

Al menos el 98% de lo órganos para trasplantes provienen de alguien fuera de la familia del receptor.(9) En el caso de los riñones, por ejemplo, sólo 227 de los 40.393 trasplantes -cerca del 0.6%- realizados entre 1971 y 2001 en China fueron de donantes familiares. (37)establecido en el abril de 2002, el Instituto de Investigación de Trasplante de Órganos del Ejército de Liberación del Pueblo (56) (Centro de Trasplante de Órganos del Hospital Changzheng de Shanghai) establecido en mayo de 2004 y el Centro Clínico Médico de Shanghai para Trasplantes de Órganos (57) establecido en 2001. El Centro Oriental de Trasplante de Órganos (58) en Tianjin comenzó su construcción en 2002. Cuenta con catorce pisos y dos subsuelos con 300 camas. Esta es una instalación pública, construida por la ciudad de Tianjin. Es el centro de trasplante más grande en Asia.

El establecimiento de estas instalaciones es tanto un indicador del volumen de trasplantes de órganos como un compromiso para su continuación. La creación de instalaciones enteras dedicadas a trasplantes de órganos revela una planificación a largo plazo.

Sin embargo, la fuente de órganos para prácticamente todos los trasplantes chinos son prisioneros. Hay un debate, el cual este informe menciona, sobre si todos estos prisioneros habían sido condenados a muerte antes o si algunos de ellos son practicantes de Falun Gong detenidos que han sido condenados sólo a un periodo de cárcel o quizás no fueron condenados en absoluto. Pero no hay ningún debate sobre si la fuente de los órganos son los prisioneros; esto está fuera de toda duda. El establecimiento de instalaciones dedicadas al trasplante de órganos en China es una declaración pública de la intención de continuar con la extirpación de órganos de prisioneros.

No obstante, el Gobierno de China, tanto en leyes como por declaraciones oficiales, ha dicho que detendría la extirpación de órganos de prisioneros condenados a muerte que no dieron su consentimiento para la extirpación de sus órganos. Y, como ya se menciona en otra parte de este informe, no hay tal cosa como un consentimiento significativo a la extirpación de órganos de un prisionero condenado a la muerte.

La creación de estas instalaciones especializadas no sólo plantea la pregunta sobre cuál ha sido la fuente para tantos órganos trasplantados en el pasado, sino, también, cuál será la fuente para los tantos órganos que China tiene intención de trasplantar en el futuro. ¿De quiénes vendrán estos órganos? La fuente de prisioneros condenados a muerte desaparecerá presuntamente o disminuirá considerablemente si en China se aplican genuinamente la ley y la política de Estado sobre el requerimiento del consentimiento por parte de los donantes.

Las autoridades chinas, para construir estas instituciones especializadas en trasplantes de órganos, deben tener la confianza de que ahora hay –y en un futuro previsible seguirá habiendo- una fuente de órganos disponible de gente que ahora está viva y mañana estará muerta. ¿Quiénes son esta gente? Una gran población de practicantes de Falun Gong en prisión proporciona una respuesta.

29) Cuerpos con órganos faltantes

Un número de familiares de practicantes de Falun Gong que murieron en detención informaron ver los cuerpos de sus seres queridos con incisiones quirúrgicas y con partes del cuerpo faltantes. Las autoridades no dieron ninguna explicación coherente para estos cuerpos mutilados. Nuevamente la evidencia sobre estos cadáveres mutilados está adjuntada como un apéndice a este informe.

Tenemos sólo unos pocos casos de tales cadáveres mutilados. No tenemos ninguna explicación oficial del por qué fueron mutilados. Su mutilación concuerda con la sustracción de órganos.

En la primera versión de nuestro informe, el apéndice doce tenía la foto de una persona con puntos de sutura después de que abrieron su cuerpo para quitarle los órganos. Un comentario que recibimos fue que las puntadas que muestran las fotos son consistentes con las de una autopsia.

Observamos que los órganos en efecto pueden ser removidos en las autopsias a fin de determinar la causa de la muerte. Un cadáver que ha pasado por una autopsia puede bien tener suturas similares a las que muestra la foto. Fuera de China, excepto para los donantes de órganos, esa es probablemente la razón por la que se extraen los órganos de un cadáver. Del mismo modo, fuera de China, cuando a la gente le realizan análisis de sangre, típicamente, el análisis se realiza por su propia salud. Sin embargo, la sugerencia de que a los practicantes de Falun Gong que son torturados al punto de la muerte se les realice análisis de sangre por su propia salud o de que a los practicantes que son torturados a muerte se le realice autopsias para determinar las causas de su muerte, contradice la experiencia misma de tortura.

El cadáver cuya foto reprodujimos era el del Wang Bin. Los golpes hicieron que la arteria en el cuello del Sr. Wang y sus vasos sanguíneos principales se quebraran. Como resultado, sus amígdalas fueron dañadas, sus nódulos linfáticos quedaron aplastados, y varios huesos se fracturaron. Él tenía quemaduras de cigarrillo en las palmas de sus manos y dentro de sus fosas nasales. Había contusiones por todas partes de su cuerpo. Aunque estaba ya cerca de la muerte, lo torturaron nuevamente a la noche. Finalmente perdió el conocimiento. La noche del 4 de octubre de 2000, el Sr. Wang murió debido a estas heridas.

El objetivo del informe de una autopsia es el de determinar la causa de una muerte cuando ésta es desconocida. Pero en el caso de Wang Bin, ya se sabía la causa de la muerte antes de que se removieran sus órganos. La sugerencia de que a Wang Bin le fuera realizada una autopsia para determinar la causa de su muerte después de haber sido torturado hasta la muerte no es razonable. No hubo ningún indicio de que a la familia de Wang Bin se le pidiera su consentimiento antes de que los órganos de la víctima fueran sustraídos, ni de que luego se proporcionara un informe de autopsia. La sugerencia de una autopsia no es una explicación sostenible para los puntos de sutura en el cuerpo de Wang Bin.

30) Confesiones

Investigadores de habla mandarín, realizaron llamadas telefónicas a un número de hospitales y médicos de trasplantes para preguntarles sobre estos. Los que llamaban se presentaron a sí mismos como potenciales receptores o parientes de potenciales receptores. Los números de teléfonos fueron obtenidos de Internet. Estas llamadas dieron como resultado varias confesiones de que los practicantes de Falun Gong son la fuente para los trasplantes de órganos. Desde nuestro último reporte, hay más llamadas con confesiones asentadas en un apéndice.

Si los números de teléfono eran de un hospital, los que llamaban generalmente pedían ser transferidos al departamento de trasplantes de los hospitales y hablaban primero con cualquiera que haya atendido el teléfono por información general sobre operaciones de trasplantes. Usualmente la persona ayudaba a localizar al médico o al médico jefe del departamento de transplante para hablar con él. Si el médico no estaba disponible, llamaba otra vez más tarde para buscar este médico o médico jefe específico para hablar.

Usualmente el personal del hospital hablaba con personas (o miembros de la familia) que deseaban trasplantes de órganos, y activamente localizaban médicos para ellos.

A pesar que los que llamaban empezaban siempre hablando a un hospital o a un doctor, a veces ellos los dirigían a prisiones o cortes, porque estos eran los puntos de distribución de los órganos cosechados. Puede parecer extraño llamar a una corte sobre disponibilidad de órganos; pero la cosecha de órganos sistemática en China comienza con prisioneros sentenciados a muerte que son ejecutados, a pesar de que no termina ahí. Parece que el punto de distribución de órganos de personas dentro el sistema carcelario permaneció igual después que China cambió de la extirpación de órganos de prisioneros sentenciados a muerte a otros prisioneros.

Uno de los investigadores que realizó llamadas, “la Sra. M”, contó a uno de nosotros que a principios de marzo de 2006 se las arregló para comunicarse con el Buró de Seguridad Pública en Shanxi. El que respondió le dijo que se eligen prisioneros saludables y jóvenes de la población carcelaria para ser donantes de órganos. Si los candidatos no podían ser engañados para que proveyeran muestras de sangre, necesarias para que el trasplante tenga éxito, el oficial dijo con gran honestidad, los empleados de la oficina toman las muestras a la fuerza.

El 18 o 19 de marzo de 2006, M habló con un representante del Departamento de Ojos en el hospital del Ejército de Liberación del Pueblo en Shenyang, al nordeste de China, aunque no pudo hacer una trascripción completa de la grabación. Sus notas indican que la persona que se identificó como el director del hospital dijo que el centro realizó “muchas operaciones de córnea”, agregando que “también tenemos córneas frescas.” Cuando M le preguntó qué significaba eso, este respondió “…simplemente tomadas de los cuerpos”.

En abril de 2006, en el Hospital del Ejército 301 en Beijing, una cirujana, quien le dijo a M que ella misma hacía trasplantes de hígado. La cirujana agregó que la fuente de los órganos era un “secreto de estado” y que cualquiera que revelara la fuente “podría ser descalificado para hacer tales operaciones.”

A principios de junio de 2006, un funcionario del centro de detención de la ciudad de Mishan, le dijo por teléfono al investigador que el centro tenía al menos cinco o seis prisioneros masculinos de Falun Gong menores de 40 años disponibles como proveedores de órganos. Un doctor del hospital Zhongshan de Shanhai dijo a mediados de marzo de 2006 que todos sus órganos provenian de practicantes de Falun Gong. Un doctor del hospital Qianfoshan en Shandong en marzo dejo implícito que en ese entonces él tenía órganos de personas de Falun Gong, y agregó que en abril habría “más de este tipo de cuerpos…” En mayo, el Dr. Lu del hospital Minzu en la ciudad de Nanning dijo que los órganos de los practicantes de Falun Gong no estaban disponibles en esa institución y sugirió llamar a Guangzhou para conseguirlos. También admitió que él antes había ido a prisiones a seleccionar personas de Falun Gong saludables de alrededor de 30 años para proveer sus órganos.

A mediados de marzo de 2006, el Dr. Wang de la Universidad Médica de Zhengzhou en la provincia de Henan admitió que “tomamos todos los riñones jóvenes y saludables…” El Dr. Zhu del hospital regional Militar de Guangzhou dijo en abril de este año que en ese momento tenía riñones tipo B de Falun Gong, pero tendría “varias tandas” antes del 1º de mayo y quizás no tendría más hasta el 20 de mayo o después. Un funcionario del primer centro de detención de la ciudad de Qinhuangdao dijo a mediados de mayo de 2006 a quien llamó por teléfono que debería llamar a la Corte Intermedia Popular para obtener riñones de Falun Gong. El mismo día, un funcionario de la Corte Intermedia Popular dijo que no tenían riñones vivos de Falun Gong, pero que habían tenido en el pasado, específicamente en 2001. Finalmente, el Primer Buró Penal de la Corte Popular de Jinzhou en mayo de 2006, le dijo al que llamaba que el acceso a riñones de Falun Gong actualmente dependía de las “calificaciones”.

El Director Song del hospital central de la ciudad de Tianjin a mediados de marzo de 2006 ofrecio que su hospital tenía más de diez “corazones latiendo”. El interlocutor preguntó si eso significaba “cuerpos vivos” y Song respondió “Sí, así es”. Un funcionario del hospital Tongji de la ciudad de Wuhan dijo dos semanas después que para su institución “no es problema” cuando el interlocutor dijo “…esperamos que los proveedores de riñón estén vivos. Buscamos trasplantes de órganos de prisioneros vivos, por ejemplo, usar cuerpos vivos de prisioneros que practican Falun Gong, ¿es posible?”

El siguiente mapa de China indica las regiones en las que personal de centros de detención u hospitales confesaron frente a investigadores telefónicos:

La mayoría de los extractos de las llamadas telefónicas están en un apéndice. Con propósito ilustrativo, a continuación, extractos de tres conversaciones:

1) Centro de Detención de la ciudad de Mishan, provincia de Heilongjiang (8 de junio de 2006)

de Falun Gong?…

Sr. Li: Sí, solíamos tener.

M: … ¿y ahora?

Sr. Li: …Sí.

M: ¿Podemos ir y seleccionar, o ustedes nos los proveen directamente?

Sr. Li: Nosotros se los proveemos.

M: ¿Qué pasa con el precio?

Sr. Li: Lo discutiremos cuando venga.

de menos de 40 años tienen?

Sr. Li: Bastantes.

M: ¿Son hombres o mujeres?

Sr. Li: Hombres

masculinos de Falun Gong, ¿cuántos tienen? cinco, seis ahora.

M: ¿Son del campo o de la ciudad?

Sr. Li: Del campo.

2) Hospital Minzu, ciudad de Nanning en la región autónoma de Guangxi (22 de mayo 2006)

M: ¿…pueden encontrar órganos de practicantes de Falun Gong?

Dr. Lu: Déjeme decirle, no tenemos manera de obtenerlos. Es bastante difícil conseguirlos ahora en Guangxi. Si no puede esperar, le sugiero ir a Guangzhou porque es muy fácil para ellos obtener los órganos. Ellos pueden buscar por toda la nación. Mientras están haciendo un trasplante de hígado, pueden obtener el riñón para ti al mismo tiempo, así que es muy fácil para ellos. Muchos lugares cuando tienen poco abastecimiento acuden a ellos por ayuda…

M: ¿Por que es fácil para ellos obtenerlos?

Lu: Por que son una institución importante. Ellos contactan al sistema (judicial) en nombre de toda la universidad.

M: ¿Entonces ellos usan órganos de practicantes de Falun Gong?

Lu: Correcto…

M: … Lo que usaban antes (órganos de practicantes de Falun Gong), ¿eran de centros de detención(es) o prisión(es)?

Lu: De prisiones.

M: … ¿Y eran de practicantes de Falun Gong saludables…?

Lu: Correcto. Elegimos los buenos porque aseguramos la calidad en nuestra operación.

M: Eso significa que eligen los órganos ustedes mismos.

Lu: Correcto…

M: Generalmente, ¿qué edad tienen los proveedores de órganos?

Lu: Usualmente alrededor de 30.

M: … Entonces ¿Ustedes van a la prisión a seleccionarlos?

Lu: Correcto. Debemos seleccionarlos.

M: ¿Qué pasa si el elegido no quiere que le extraigan sangre?

Lu: Seguro que nos dejará hacerlo.

M: ¿Cómo?

Lu: Seguramente encontrarán la manera. ¿Qué le preocupa? Usted no debería preocuparse por este tipo de cosas. Ellos tienen sus métodos.

M: ¿La persona sabe que se le removerán los órganos?

Lu: No, no sabe.

(3) Centro Oriental de Trasplante de Órganos (también llamado Hospital Central Nº 1 de la ciudad de Tianjin), ciudad de Tianjin, (15 de marzo de 2006)

N: ¿Hablo con el Jefe de Médicos Song?

Song: Sí, hable por favor.

practica… Falun Gong.

Song: Por supuesto. Tenemos todos esos que respiran y cuyo corazón late… Hasta ahora, por este año, tenemos más de diez riñones, más de diez de tales riñones.

N: ¿Más de diez de ese tipo de riñones? ¿Usted quiere decir cuerpos vivos?

Song: Sí, así es.

M llamó aproximadamente a unos 80 hospitales. Cuando llamaba a hospitales en algunos casos M preguntaba por médicos específicos en los lugares, y pudo hablar con médicos de trasplantes. Diez hospitales admitieron utilizar a practicantes de Falun Gong como proveedores de órganos. M también llamó de nuevo para hablar con los médicos. Cinco hospitales dijeron que ellos podían obtener practicantes de Falun Gong como proveedores de órganos. Catorce hospitales admitieron que utilizaban órganos vivos de prisioneros. Diez hospitales dijeron que la fuente de órganos es un secreto y que no podían revelarlo por teléfono.

El llamador N hizo cerca de 40 llamadas a hospitales en China, de los cuales 5 admitieron utilizar órganos de practicantes de Falun Gong. N incluso llamó de vuelta para hablar con los médicos que hicieron esas afirmaciones. Todavía se los podía encontrar en los hospitales. N también hizo llamadas a 36 centros de detención y a cortes en China, de los cuales 4 admitieron utilizar órganos de practicantes de Falun Gong.

Cuando llamaba a los hospitales, en algunos casos N preguntaba por médicos específicos en los lugares y pudo hablar con médicos de trasplantes. El estilo de N era preguntar directamente al que respondiera, a los médicos en los hospitales, etc., si utilizaban órganos de practicantes de Falun Gong.

La típica respuesta que obtenía era que no esperaba en absoluto esta pregunta, y hacía una pausa por un momento para pensar cómo responder. Luego de la pausa, aproximadamente un 80% no admitía utilizar órganos de practicantes de Falun Gong. Alrededor de un 80% de aquellos que no admitían usar órganos de practicantes de Falun Gong, sí admitía utilizar cuerpos vivos de prisioneros. Menos de 10 personas simplemente colgaron el teléfono una vez que escucharon la pregunta sobre los practicantes de Falun Gong.

Uno de nosotros ha escuchado con un intérprete certificado de mandarín-inglés las conversaciones telefónicas mencionadas registradas entre funcionarios y representantes de las comunidades de Falun Gong en Canadá y los Estados Unidos. Nos han sido proporcionadas copias certificadas en mandarín e inglés de las transcripciones relevantes.

La exactitud de las traducciones de las partes usadas en este informe está certificada por un traductor oficial, el Sr. C. Y., intérprete certificado por el Gobierno de Ontario. Él certificó haber escuchado la grabación de las conversaciones de las que se hacen referencia en este informe y haber leído las transcripciones en chino y la versión inglesa traducida de las conversaciones, verificando que las transcripciones son correctas y las traducciones exactas. Las grabaciones originales de las llamadas permanecen disponibles también. Uno de nosotros se ha encontrado con dos de los que hicieron llamados en Toronto el 27 de mayo para hablar de la forma, cronometraje, grabación y exactitud de las traducciones del mandarín al inglés y así como otros aspectos de las llamadas.

Concluimos que se pueden confiar en las confesiones verbales de las transcripciones de las entrevistas de los investigadores. No hay duda en nuestras mentes de que estas entrevistas ocurrieron realmente con las personas que se pretendía entrevistar en el momento y lugar indicado y que las transcripciones reflejan exactamente lo que fue dicho.

Aun más, el contenido de lo que fue dicho puede en sí mismo ser creído. Por otro lado, cuando se piensa en el reciente escándalo internacional sobre la extracción de órganos a medida que se acercan los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, las confesiones hechas en varias instituciones juegan en contra a la reputación del régimen de China con la cual este intenta convencer a la comunidad internacional que la matanza extendida de prisioneros de Falun Gong para obtener sus órganos vitales no ha ocurrido.

31) Una confesión

Una mujer usando el seudónimo Annie nos contó que su marido, cirujano, le contó que él personalmente removió las corneas de aproximadamente 2.000 prisioneros de Falun Gong anestesiados del hospital de Sujiatun en la ciudad de Shenyang en el noreste de China, durante un período de dos años antes de octubre del 2003, en cuyo momento se rehusó a continuar. El cirujano aclaró a su esposa que ninguno de los “donantes” de cornea sobrevivieron la experiencia porque otros cirujanos removían los demás órganos vitales y todo sus cuerpos eran incinerados. Annie no es una practicante de Falun Gong.

Annie había contado anteriormente a La Gran Época en una historia publicada en la edición del 17 de marzo: “Uno de los miembros de mi familia estuvo involucrado en la operación de sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong. Esto trajo gran dolor a nuestra familia.”

Su entrevista condujo a una controversia sobre si estaba o no diciendo la verdad. Para la primera versión de nuestro informe, realizada el 7 de julio del 2006, nosotros soslayamos la controversia que se había levantado sobre la credibilidad de su testimonio. Incluso nosotros entrevistamos a Annie para nuestro primer informe. Sin embargo, el detalle que proveyó, presentó un problema para nosotros porque este proveía una gran cantidad de información la cual era imposible de corroborar independientemente. Éramos renuentes a basar nuestros hallazgos en una sola fuente de información. Entonces, al final, confiamos en lo que Annie nos contó sólo cuando se podía corroborar y era consistente con otras evidencias, en vez de tomarla como una sola fuente de información.

Para esta versión de nuestro informe, nos unimos a las controversias directamente. Nosotros aceptamos que lo que dice Annie, que su esposo le contó, no sólo se lo contó sino que también es verosímil. El testimonio de Annie es muy útil para establecer, en sí mismo, los alegatos. En un apéndice sobre Sujiatun, detallamos los varios puntos en disputa generados por su entrevista del 17 de marzo con La Gran Época.

32) Otras investigaciones que corroboran

Hubo otras dos investigaciones independientes a las nuestras, que se han dirigido al mismo asunto al que nosotros hacemos referencia; si hay sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong en China. Ambos han llegado a la misma conclusión. Estas investigaciones independientes confirman nuestra propia conclusión.

Un estudio de Kirk Allison, director asociado del programa en derechos humanos y medicina de la Universidad de Minnesota, fue emprendido antes de que nuestro informe fuera publicado. Aunque su estudio fue publicado poco después del nuestro, el 25 de julio de 2006, el doctor Allison había llegado a sus conclusiones antes de que publicáramos nuestro informe. Él también concluyó que la extirpación de órganos a practicantes de Falun Gong estaba ocurriendo. La otra investigación fue emprendida por el Vicepresidente del Parlamento Europeo, Edward McMillan-Scott. A diferencia del doctor Allison y nosotros, el Sr. McMillan-Scott de hecho fue capaz de ir a China en misión de indagar los hechos el 19-21 de mayo de 2006. Allí él entrevistó a dos testigos Cao Dong y Niu Jinping. Sobre su reunión con Cao Dong, el Sr. McMillan-Scott relata que “preguntó si estaba al tanto de la existencia de algún campo de sustracción de órganos en China. Dijo que definitivamente sabía de ellos y conocía gente a quienes habían enviado allí. Él había visto el cadáver de uno de sus amigos, un practicante de Falun Gong, con agujeros en su cuerpo donde los órganos habían sido removidos.”

Después de la reunión de Cao Dong con McMillan Scott, este fue detenido. En septiembre las autoridades lo transfirieron a la provincia de Gansu y emitieron una orden de arresto. Fue procesado en diciembre con cuatro cargos. Los jueces determinaron que el caso no podría ir a juicio porque este estaba dentro de la jurisdicción de la Oficina 610 en Beijing, la oficina acusada de la represión a Falun Gong.

33) Respuestas del régimen de China

El régimen de China ha respondido a la primera versión de nuestro informe de una manera poco convincente. Principalmente, las respuestas han sido ataques contra Falun Gong. El hecho de que el Gobierno de China hiciera los ataques a Falun Gong el foco de sus respuestas a nuestro informe, refuerza la esencia del mismo. Es este tipo de ataques lo que hace posible en China la violación de los derechos humanos básicos de los practicantes de Falun Gong.

Las respuestas han identificado solamente dos errores en la primera versión de nuestro informe. En una de las notas de un apéndice situamos dos ciudades chinas en provincias equivocadas. Estos errores no tienen nada que ver con el análisis o las conclusiones de nuestro informe.

En un apéndice relatamos con mayor detalle las respuestas del régimen chino y nuestras reacciones a éstas. Aquí hemos notado el hecho de que el gobierno de China, con todos los recursos e información de las que dispone, y que nosotros no disponemos, no fuera capaz de contradecir nuestro informe de ninguna otra manera, sugiere que nuestras conclusiones son correctas.

G. Investigación adicional

No consideramos que esta segunda versión sea la última palabra sobre este tema. Hay mucho que nosotros mismos, dada la oportunidad, preferiríamos hacer antes de completar esta versión del informe. Pero significaría seguir vías de investigación que no están abiertas para nosotros ahora mismo. Recibimos con agrado cualquier comentario sobre sus contenidos o cualquier información adicional que individuos y gobiernos pudieran estar dispuestos a proveer.

Quisiéramos ver los expedientes de trasplantes de los hospitales chinos. ¿Hay consentimientos archivados? ¿Hay registros de fuentes de órganos?

Los donantes pueden sobrevivir muchas formas de operaciones de trasplante. Nadie puede sobrevivir a una donación completa de hígado o de corazón. Pero las donaciones de riñón normalmente no son fatales. ¿Dónde están los donantes sobrevivientes? Quisiéramos hacer un muestreo al azar de las donaciones para ver si podemos localizar a los donantes.

Los familiares de los donantes fallecidos también deberían saber del consentimiento de los donantes. Alternativamente, los familiares deben haber dado el consentimiento ellos mismos. Aquí, también, quisiéramos hacer un muestreo al azar de los familiares directos de los donantes difuntos para ver si las familias consintieron a las donaciones o sabían del consentimiento del donante.

China se ha lanzado en una importante expansión de las instalaciones para trasplantes de órganos durante estos últimos años. Esta expansión probablemente estuvo acompañada por estudios que indicaban la fuente de los órganos. Quisiéramos ver estos estudios.

H. Conclusiones

Basado en nuestra investigación adicional, reforzamos nuestra conclusión original de que los alegatos son verdaderos. Creemos que ha habido y continúa ocurriendo hasta hoy una sustracción de órganos no voluntaria de practicantes de Falun Gong a gran escala.

Llegamos a la conclusión de que el gobierno de China y sus agencias en numerosas partes del país, particularmente hospitales pero también centros de detención y “Cortes populares”, a partir de 1999 han asesinado a un número grande pero desconocido de prisioneros de conciencia de Falun Gong. Sus órganos vitales, incluyendo corazones, riñones, hígados y córneas, fueron prácticamente sustraídos simultáneamente de manera no voluntaria para venderlos a precios elevados, a veces a extranjeros, quienes normalmente tienen largas esperas para las donaciones voluntarias de tales órganos en sus países de origen.

Cuántas de las víctimas fueron condenadas por cualquier infracción, seria o no, en tribunales legítimos, no podemos estimarlo porque tal información parece no estar disponible tanto para los ciudadanos chinos como para los extranjeros. Nos parece que muchos seres humanos que pertenecían a una organización voluntaria pacífica declarada ilegal hace ocho años por el presidente Jiang porque él pensó que podía ser una amenaza a la dominación del Partido Comunista sobre China en efecto han sido ejecutados por médicos para sustraer sus órganos.

Nuestra conclusión no viene de una evidencia particular, sino de ensamblar toda la evidencia que hemos considerado. Cada porción de evidencia que consideramos es, en sí misma, verificable y, en la mayoría de los casos, indiscutible. Juntas, pintan un cuadro abominable. Es su combinación la que nos ha convencido.

I. Recomendaciones

a) General

1) La actual forma de diálogo entre Canadá y China sobre los derechos humanos debe cesar. El científico político canadiense y ex diplomático Charles Burton declaró recientemente al diálogo como una burla. En retrospección, el gobierno erró al aceptar los diálogos a cambio de que Canadá ya no co-patrocinara la moción anual que critica al gobierno de China en la entonces Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

2) Todas las instalaciones de detención, incluyendo los campos de trabajo forzado, se deben abrir para la comunidad internacional los inspeccione a través del Comité Internacional para la Cruz Roja u otra organización de derechos humanos o humanitaria

3) La sentencia contra Gao Zhisheng debería anularse. Debería restaurarse su derecho a practicar su profesión.

4) China y cualquier otro país miembro de la Convención contra la Tortura, incluyendo Canadá, deben acceder al Protocolo Opcional de la Convención contra la Tortura.

b) Sustracción de órganos

5) La extracción de órganos de prisioneros ejecutados debe cesar.

6) El ejército de China debería mantenerse al margen del negocio de transplante de órganos.

7) La extracción de órganos de donantes no voluntarios sea sistemática o generalizada es un crimen contra la humanidad. Las autoridades penales en China deben investigar el alegato para un posible juicio.

8) Los estados extranjeros deberían promulgar leyes extra-territoriales que penalicen la participación en una sustracción de órganos sin consentimiento.

9) Los sistemas de financiación médicos estatales deberían rechazar el reembolso para trasplantes de órganos comerciales en el extranjero, y para el cuidado posterior para aquellos que se benefician de estos trasplantes.

10) Debería prohibirse la entrada a cualquier país extranjero a las personas que estén involucradas en el tráfico de órganos de presos en China.

11) Hasta que China acabe con la sustracción de órganos de presos de cualquier tipo,

i) los gobiernos extranjeros no deberían otorgar visados a médicos chinos que quieran viajar al extranjero con el fin de recibir formación relacionada con el transplante de órganos o de tejido corporal,

ii) el personal de transplante médico extranjero no debería viajar a China para la formación o colaboración en las operaciones de transplante,

iii) las contribuciones a los diarios académicos sobre la investigación de transplante obtenidas de la experiencia en China deberían ser rechazadas,

iv) los profesionales médicos en el extranjero deberían aconsejar activamente a sus pacientes que no viajen a China para una operación de transplante,

v) las compañías farmacéuticas no deberían exportar a China medicamentos anti-rechazo o cualquier otro medicamento utilizado únicamente en las operaciones de transplante,

vi) los estados extranjeros deberían prohibir la exportación a China de medicamentos anti-rechazo o de cualquier otro medicamento utilizado únicamente en las operaciones de transplante.

12) Debería ser responsabilidad de los profesionales extranjeros determinar, más allá de la duda, que la fuente de la donación de un órgano de China es voluntaria, antes de que haya servicios de derivación médica a China o cualquier cooperación con China referente al transplante de órganos.

13) La profesión médica de cada país extranjero debería establecer un sistema de información voluntario para recopilar datos conjuntos sobre pacientes que hayan viajado a China para un transplante.

14) Los hospitales chinos deben guardar registro de la fuente de cada trasplante. Estos registros deben estar disponibles para la inspección de los funcionarios internacionales de derechos humanos.

15) Cada donante de trasplante de órganos debe consentir por escrito a la donación. Estos consentimientos deben estar disponibles para la inspección de los funcionarios internacionales de derechos humanos.

16) El gobierno de China debería promover la donación de órganos voluntaria de su propia población.

17) Los estados extranjeros deberían advertir a los viajantes, avisando a su población que los trasplantes de órganos en China provienen en su mayoría de presos que no dan su consentimiento, ya sean sentenciados a muerte o practicantes de Falun Gong.

18) La represión, el encarcelamiento y el maltrato severo de los practicantes de Falun Gong debería detenerse.

19) La sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong debería cesar.

20) Las organizaciones de derechos humanos gubernamentales, no gubernamentales e intergubernamentales deberían tomar seriamente las acusaciones de este informe y tomar sus propias conclusiones sobre la veracidad de las mismas.

J. Comentario

Aceptar la recomendación de que la sustracción de organos contra la voluntad de practicantes de Falun Gong deba cesar significaría aceptar que los alegatos son ciertos. Todas las otras recomendaciones que hacemos no requieren aceptar que los alegatos son ciertos. Sugerimos la adopción de estas otras recomendaciones en cualquier caso.

La mayoria de las recomendaciones tienen sentido y podrían implementarse tanto si los alegatos son verdaderos o falsos. Varias recomendaciones son para la comunidad internacional, pidiendo que la comunidad promueva el respeto dentro de China de los estándares internacionales sobre trasplante de órganos.

Estamos bien enterados de que el gobierno de China niega los alegatos. Sugerimos que la manera más creíble y eficaz para que el gobierno de China haga valer esa negación es implementar todas las recomendaciones dirigidas a éste que pudieran implementarse tanto si los alegatos son verdaderos o falsos. Si se implementaran estas recomendaciones, los alegatos aquí considerados ya no podrían hacerse.

A todos aquellos escépticos sobre los alegatos, les pedimos que se pregunten qué sugerirían para prevenir, en cualquier situación, que alegatos como estos se vuelvan ciertos. La lista de sentido común de las precauciones para prevenir esta clase de actividad aquí alegada está bastante ausente en China.

Cada país, y no sólo China, necesita situar en sus defensas, para prevenir la extirpación de órganos de los involuntarios, a los marginados y los indefensos. Más allá de lo que uno piense de los alegatos, y reiteramos que nosotros creemos que son ciertos, China está notablemente indefensa para evitar que sucedan las clases de actividades aquí discutidas.

Hay muchas razones por las que la pena de muerte es incorrecta. No menos lo es la pérdida de sensibilidad de los verdugos. Cuando el estado mata a seres humanos indefensos que ya están detenidos por sus crímenes, se vuelve demasiado fácil tomar el siguiente paso, extraer sus órganos sin su consentimiento. Este es un paso que China indudablemente tomó. Cuando el estado extrae los órganos de prisioneros ejecutados sin su consentimiento, otro paso que se vuelve demasiado fácil y tentador es realizar la extirpación de órganos de otros prisioneros difamados, despersonalizados e indefensos sin su consentimiento, especialmente cuando hay mucho dinero para sacar de ello. Instamos al gobierno de China, más allá de lo que piensen sobre nuestras conclusiones sobre la cosecha de órganos de practicantes de Falun Gong, que aumente sus defensas contra la mínima posibilidad de extirpación de órganos no voluntaria.

Todo lo cual se presenta respetuosamente,

David Kilgour

David Matas

Ottawa 31 de enero de 2007

 

Notas:

1 Libro de la profesora María Hsia Chang, Falun Gong, publicado por la Universidad de Yale en 2004.

2 “Falun Gong and Canada’s China policy”. David Ownby, vol. 56, International Journal, Canadian Institute of International Affairs, Primavera 2001.

3 http://web.amnesty.org/library/Index/engASA170282001

4 “Few Members of Large Sect to Face Trial, Beijing Says”, The New York Times, 2 de diciembre de 1999, http://www.cesnur.org/testi/falun_023.htm o “Failure admitted in crackdown”, South China Morning Post, 22 de abril de 2000, por Willy Wo-Lap Lam.

5 Apéndice 6, (7 de junio de 1999) “Discurso del Camarada Jiang Zemin en la reunión del Buró Político del CCCP en relación a la aceleración del tratamiento y establecimiento del problema de ‘FALUN GONG’”

6 H. CON. RES. 188, CONCURRENT RESOLUTION, U.S

http://thomas.loc.gov/cgi-bin/query/z?c107:hc188:

7 Informes del País sobre Prácticas de Derechos Humanos 2005 del Departamento de Estado de los EEUU – China, 8 de marzo de 2006.

(http://www.state.gov/g/drl/rls/hrrpt/2005/61605.htm)

(http://www.ohchr.org/english/bodies/chr/docs/62chr/ecn4-2006-6-Add6.doc)

8 Comisión de las NU sobre Derechos Humanos: Informe del Relator Especial sobre tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes, Manfred Nowak, en su misión a China del 20 de noviembre al 2 de diciembre de 2005. (E/CN.4/2006/6/Add.6), 10 de marzo de 2006. (http://www.ohchr.org/english/bodies/chr/docs/62chr/ecn4-2006-6-Add6.doc)

9 Washington Post Foreign Service, “Torture Is Breaking Falun Gong: China Systematically Eradicating Group,” John Pomfret y Philip P. Pan, 5 de agosto de 2001.

(http://www.washingtonpost.com/ac2/wpdyn?pagename=article&node=&contentId… )

10 http://www.transplantation.org.cn/html/2006-04/467.html Life weekly, 04-07-2006

Pág. archivada: http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2F

www.transplantation.org.cn%2Fhtml%2F2006-04%2F467.html+&x=26&y=11

11http://www.chinapharm.com.cn/html/xxhc/2002124105954.html China Pharmacy Net, 05-12-2002

Pág. archivada: http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.chinapharm.com.cn/html/xxhc/2002124105954.html

12 http://www.chinadaily.com.cn/china/2006-05/05/content_582847.htm (05-05-2006, China Daily) Inglés

Pág. archivada:

http://archive.edoors.com/content5.php?uri=

http://www.chinadaily.com.cn/china/2006-05/05/content_582847.htm

13 “China to ‘tidy up’ trade in executed prisoners’ organs,” The Times, 03 de diciembre de 2005

http://www.timesonline.co.uk/article/0,,25689-1901558,00.html

14 “Beijing reflexiona nueva ley sobre Trasplantes de Órganos de Internos Condenados a Muerte.”,

http://caijing.hexun.com/english/detail.aspx?issue=147&sl=2488&id=1430379

Revista Caijing /Nº:147, 28 de Noviembre, 2005

15 Índice de los informes anuales de AI: http://www.amnesty.org/ailib/aireport/index.html, desde aquí uno puede seleccionar los informes anuales de cada año.

16 http://www.biotech.org.cn/news/news/show.php?id=864 (China Biotech Information Net, 02-12-2002)

http://www.chinapharm.com.cn/html/xxhc/2002124105954.html(China Pharmacy Net, 05-12-2002)

Pág. archivada:

http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.chinapharm.com.cn/html/xxhc/2002124105954.html

http://www.people.com.cn/GB/14739/14740/21474/2766303.html (Diario del Pueblo, 07-09-2004, de Agencia de Noticias Xinhua)

17 “El número de trasplantes renales (Asia y el Medio y Cercano Oriente)1989-2000,” Medical Net (Japón),

http://www.medi-net.or.jp/tcnet/DATA/renal_a.html

18 http://www.transplantation.org.cn/html/2006-03/394.html (Health Paper Net 02-03-2006)

Pág archivada:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2F

www.transplantation.org.cn%2Fhtml%2F2006-03%2F394.html+&x=32&y=11

19 “La situación actual de la donación de órganos en China – de STIGMA A

STIGMATA”, Resumen, Congreso Mundial de Trasplantes, http://www.abstracts2view.com/wtc/

Zhonghua K Chen, Fanjun Zeng, Changsheng Ming, Junjie Ma, Jipin Jiang. Instituto de Trasplantes de Órganos, Hospital de Tongji, Colegio Médico de Tongji, HUST, Wuhan, China.

http://www.abstracts2view.com/wtc/view.php?nu=WTC06L_1100&terms=

20 http://www.transplantation.org.cn/html/2006-03/400.html, (Beijing Youth Daily, 06-03-2006)

21http://unn.people.com.cn/GB/channel413/417/1100/1131/200010/17/1857.html (People’s Daily Net y Union News Net, 17-10-2000). Archivado en:

http://archive.edoors.com/content5.php?uri=

http://unn.people.com.cn/GB/channel413/417/1100/1131/200010/17/1857.html

22 Según el Ministro de Salud, Sr. Huang Jiefu, http://www.transplantation.org.cn/html/2006-

04/467.html (Lifeweekly, 07-04-2006). Archivado en:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2F

www.transplantation.org.cn%2Fhtml%2F2006-04%2F467.html+&x=26&y=11

23 http://en.zoukiishoku.com/list/qa2.htm

Página Archivada:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fen.zoukiishoku.com%2Flist%2Fqa2.htm&x=19&y=11

24 http://en.zoukiishoku.com/list/volunteer.htm

Archivado en:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fen.zoukiishoku.com%2Flist%2Fvolunteer.htm+&x=8&y=9

25 La página de inicio fue alterada.

La página archivada está en: http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.ootc.net/special_images/ootc1.png

26 http://www.transorgan.com/apply.asp

Archivada en :

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fwww.transorgan.com%2Fapply.asp&x=15&y=8

27 Registro de Reemplazo de Órganos de Canadá, Instituto Canadiense para la Información de Salud, (http://www.cihi.ca/cihiweb/en/downloads/CORR-CST2005_Gill-rev_July22_2005.ppt), Julio de 2005

28 Sistema de Compatibilidad de Donantes, Red de Procuración y Trasplantes de Órganos (OPTN)

http://www.optn.org/about/transplantation/matchingProcess.asp

29 La página original fue alterada. Versiones anteriores con esa declaración específica puede encontrarse todavía en el archivo de Internet: http://web.archive.org/web/20050305122521/http://en.zoukiishoku.com/

30 http://en.zoukiishoku.com/list/facts.htm

o use la versión archivada en:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fen.zoukiishoku.com%2Flist%2Ffacts.htm&x=24&y=12

31 http://en.zoukiishoku.com/list/qa.htm

o use la versión archivada:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fen.zoukiishoku.com%2Flist%2Fqa.htm&x=27&y=10

32 http://en.zoukiishoku.com/list/qa7.htm

o use la versión archivada: http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fen.zoukiishoku.com%2Flist%2Fqa7.htm&x=35&y=10

33 La página de inicio fue alterada. El archivo está en: http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.ootc.net/special_images/ooct_achievement.jpg

http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.ootc.net/special_images/ootc2.png

34 La página de inicio fue alterada. El archivo está en: http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.ootc.net/special_images/ooct_case.jpg

http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://www.ootc.net/special_images/ootc1.png

35http://www.health.sohu.com/20060426/n243015842.shtml

Archivado en:

http://archive.edoors.com/content5.php?uri=http://health.sohu.com/52/81/harticle15198152.shtml

36 La URL de la página removida de marzo de 2005 está en el archivo de internet http://web.archive.org/web/20050317130117/http://www.transorgan.com/about_g_intro.asp

37 http://www.transorgan.com/apply.asp , Archivado en:

http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fwww.transorgan.com%2Fapply.asp&x=15&y=8

38 Aún así, uno todavía puede ir al Archivo de Internet para encontrar la información de está página web de marzo de 2006: http://archive.edoors.com/render.php?uri=http%3A%2F%2Fen.zoukiishoku.com%2Flist%2Fcost.htm+&x=16&y=11